He leído un estudio en el que un gran número de mujeres prefieren dormir a realizar sexo.

Lo raro de este estudio es que se realizó con mujeres de entre 18 y 49 años y… claro… no me cuadra. Dormir en lugar de tener sexo. No me cuadra, porque si te pones a pensar en el asunto, parece lógico llegar a la conclusión de que a quien le podría pasar esto es a mujeres mayores, a causa de la menopausia o simplemente porque se ven mayores para estas cosas… Vamos… un “Pepa y Abelino” en toda regla.

Pues no, resulta que no es así. Son mujeres jóvenes de las cuales un 60% prefieren dormir antes que follar. Antes que mantener relaciones sexuales. Antes que darle gusto a su cuerpo. Sí es verdad que nosotros siempre estamos dispuestos a tener un buen revolcón. Nos da lo mismo el calor, el sueño, si estamos borrachos (en este caso lo damos todo), que nos duela la cabeza, que se nos caiga una oreja… o lo que sea. Da igual lo que nos pase. Siempre serán minucias si nos dan a elegir. Dormir sí, pero después del sexo. En ningún caso dormir en lugar del sexo.

Pero para ellas siempre existe algo que les libre de pasar por este calvario que para algunas parece suponer el sexo. Evidentemente no a todas. No os enfadéis. Pero creo que sí, en muchos casos. Dormir antes que tener sexo.

Los investigadores aseguraron que las mujeres prefieren dormir durante más tiempo y no tener relaciones con su pareja. Para esto hay una solución: practicar el “sexo mañanero”. No hay mal que por bien no venga. Y no es por nada, pero tenemos que buscar una solución que sea beneficiosa para ambas partes.

Hay varios motivos y la mayoría afirma que no se trata de que no le guste el sexo, sino que prefieren ocupar su tiempo en otras cosas. También que el ir acelerado durante todo el día es un estilo de vida que lleva al estrés y que esto influye en la falta de apetito sexual.

Pero para tranquilizar al personal, para el otro 40% de las mujeres es importante mantener relaciones sexuales como elemento fundamental para mantener un estilo de vida saludable.

Pues bien, no creo que hable por mí solamente. Pero si os sirve de consejo, podéis hacer lo que hacemos nosotros y es que para tener un sueño placentero preferimos practicar buen sexo previo a planchar la oreja.