El coaching sexual, o sex coaching, es un tratamiento de la disfunción y los problemas sexuales causados por la rutina sexual.

El objetivo del coaching sexual es enseñar habilidades sexuales y sensuales a parejas, mujeres y hombres.

Coaching sexual es una tendencia que nace en la década de los 70 en Estados Unidos y que ha exportado a todo el mundo. Últimamente se está utilizando de forma regular  mucho más regular debido a la desaparición o atenuación de muchos tabús relacionados con los problemas sexuales.

El coaching sexual puede realizarse de tres maneras distintas.

La primera y más conocida es la entrevista psicológica que se realiza periódicamente en la consulta de dicho especialista. El experto en esta materia realiza preguntas sobre la vida sexual del sujeto y, después de estudiar las respuestas, indica los pasos a seguir para los cambios que se deben introducir para salir de esa rutina sexual. La receta puede ir desde el uso de juegos eróticos o posturas para el coito hasta como ambientar este tipo de encuentros.

La segunda modalidad de coaching sexual es en la que el coach observa las relaciones sexuales que un pareja mantiene. El coach está presente mientras los pacientes mantienen relaciones. Ésta es una práctica que no se realiza con frecuencia ya que el éxito en este estudio no es del todo acertado. Es difícil mantener una relación normal cuando una tercera persona esta estudiando tus pasos. El coach, aunque no interviene directamente en ningún momento mientras se mantienen estos encuentros sexuales, puede interferir en el acto con su sola presencia. Aquello del Principio de Incertidumbre.

La tercera y útima de las opciones es la que tiene lugar de una manera virtual. Se realiza mediante videoconferencia por internet. Es igual que la anterior, pero en vez de tener al coach de cuerpo presente, éste observa mediante la cámara de nuestro ordenador. Esta práctica es algo menos invasiva, lo cual ayuda al coach a la hora de realizar el estudio y a la pareja a la hora de mantener una relación sexual mas normal.

El coaching sexual es una tendencia a tener en cuenta. Aporta muchísimo a nuestras relaciones sexuales siempre y cuando esta práctica la realicemos con expertos en esta materia, ya que son los que nos harán conseguir nuestro objetivo y los que nos harán entender mejor cuáles son nuestros problemas sexuales.