Como todos sabemos el Kamasutra abre nuestra imaginación a la hora de salir de la rutina en la cama. Hoy hablaremos de las 10 posturas del Kamasutra para los mas vagos. Para los días en los que el cuerpo no da más de sí.

1. La siesta: esta es una postura perfecta para mantener relaciones sexuales de una forma tranquila. Él se tumba de lado con la mano apoyada en la cabeza y ella estirada pondrá las piernas por encima de él.

2. El visitante: el hombre, de pie, estimula con su sexo al de su pareja. Cuando ésta se excite, la penetrara. Esta postura se realizará con la pareja de puntillas o con tacones para poder penetrarla más profundamente.

3. La milhoja: el hombre se tumba boca arriba y la mujer se tumba sobre él con las piernas abiertas ligeramente. Ella será penetrada y se deslizará sobre él con movimientos suaves.

4. Defensa amorosa: él se coloca de rodillas y su pareja se tumbara colocando los pies sobre el pecho de él. El retrocederá o se inclinará hacia adelante durante la penetración.

5. Inspiración oriental: la mujer se tumba con las piernas abiertas ligeramente y con las rodillas dobladas. Él, sentado frente a ella, elevará la pelvis de su pareja para poder penetrarla.

6. Rodillas al frente: arrodillados los dos, uno frente al otro, con los muslos de él entre los de ella mientras la penetra.

7. El molde: ella se tumba de lado y él se tumba detrás. Los dos con las piernas juntas y recogidas. Ambos cuerpos se quedan amoldados como dos piezas de un puzzle.

8. Así de simple: como el propio nombre indica, es muy simple. Ella se tumba boca arriba con las piernas elevadas y separadas para que él se tumbe entre ellas y la penetre.

9. El compás: la mujer se tumba boca arriba con las piernas abiertas y con la pelvis elevada con la ayuda de un cojín para que la penetración sea mas fácil. Él se tumbara entre las piernas de ella con los brazos estirados y apoyando las manos mientras se desliza de atrás hacia adelante.

10. La perezosa: ella se tumba con un cojín bajo la cabeza de manera relajada. Él se coloca arrodillado frente a ella. Ella apoya las piernas flexionadas sobre sus muslos mientras él la penetra.