El sexo ocasional se ha convertido, sobre todo cuando no se tiene una pareja estable, en una manera habitual de conseguir tener sexo. Aunque todavía existen algunos prejuicios sobre este tipo de relaciones y no está muy bien visto, lo cierto es que cada vez se es menor el rechazo que produce y se va contemplando como algo normal por parte de la sociedad.

Sin embargo, para muchas mujeres tener una noche de sexo con alguien a quién no conoce mucho o al que acaba de conocer le sigue pareciendo un tema un poco tabú. Es importante que si decidimos tener este tipo de relaciones, lo tengamos muy claro. Hay que pensarlo muy bien antes de dar este paso ya que los remordimientos o la sensación de culpa al día siguiente pueden crearnos graves conflictos internos.

Si ya tienes claro que lo importante es darte un “revolcón” de vez en cuando y que eso no te va a suponer ningún problema, hay una serie de consejos que debes seguir.

Cuando decidas marcharte de una discoteca o una fiesta con alguien al que acabas de conocer, o al que no conoces demasiado bien, para disfrutar de un momento de sexo ocasional, es importante, por tu seguridad, que avises a las personas con las que has ido de que te marchas con esa persona. Evitarás que estén preocupados pensando que se ha podido ocurrir algo y sabrán con quién te encuentras.

Es recomendable que el encuentro tenga lugar en un sitio neutral, como un hotel. Evitarás tener que ir a casa de un desconocido o tener que invitarle a tu casa.

Usa SIEMPRE un preservativo. En este tipo de encuentros es muy fácil dejarse llevar por la pasión, pero no sabes nada de la otra persona y puede que tenga algún tipo de enfermedad de transmisión sexual. Disfruta al máximo pero hazlo con precaución.

Algo que no debes olvidar en ningún momento es que es sexo ocasional, se trata de echar un polvo y poco más. No esperes mimos o atenciones especiales después de haberlo tenido. Si aparecen, mejor, pero limítate a disfrutar del momento. En muchas ocasiones, suele haber un intercambio de teléfonos con intención de volver a quedar, pero es más por “educación” que por otra cosa. Tu objetivo de conseguir sexo ya está cumplido, no le des mayor importancia si no vuelve a llamarte.

Lo mejor del sexo ocasional es que se hace sin presiones ni compromisos de ningún tipo, sólo es para disfrutar. Toma las precauciones necesarias y disfrútalo plenamente.