La adicción a la pornografía puede llegar a convertirse en algo realmente preocupante. Tanto que para algunas personas se ha convertido en el elemento que domina sus vidas.

La adicción a la pornografía puede llegar a destrozar matrimonios que eran estables, ya que sustituye las relaciones reales por las interacciones virtuales con la pornografía.

Si crees que el porno ha tomado el poder de tu vida, aquí tienes algunas recomendaciones.

1 – Presta atención a las mujeres reales. En lugar de fantasear con las actrices porno, concéntrate más a las mujeres reales que ves todos los días por la calle, en el trabajo o en la escalera de tu vecindarios, por ejemplo, pero no fantasees sobre ellas. Intenta acercarte a ellas y conocerlas para saber cómo son realmente. Si tienes pareja estable, intenta pasar más tiempo con ella y préstale más atención. Crearás un vínculo más fuerte para ti y tu pareja y mejorara tu relación. Verás que te sientes mucho más satisfecho que con tu vida sexual.

2 – Bloquea el porno de tu ordenador: Existe software para que puedas bloquear el acceso a contenido sexual explícito desde tu equipo. Puedes activar el control parental en tus navegadores web para bloquear y evitar estos sitios de sexo explícito. Esto te ayudará a detener la adicción a la pornografía si principalmente la ves por internet.

3 – Pon el ordenador en una habitación publica en tu casa. Si no quieres bloquear los contenidos sexuales explícitos, puedes enfrentarte a esta adicción simplemente colocando el ordenador en una habitación pública en tu casa. Tendrás muy pocas oportunidades para practicar la adición a la pornografía.

4 – Trabaja en otras actividades en tu vida diaria. La adición al porno puede surgir como sustituo de otras necesidades en tu vida que no se ven satisfechas. Trabaja en tu autoestima, tu relación, tu carrera profesional, deporte o cualquier otra actividad que te puede hacer centrarte y olvidar del porno.

5 – Únete a un grupo de apoyo o un programa de recuperación.  Existen varios grupos y programas para ayudar a la gente a detener la adicción al porno, así como a otras adicciones sexuales. Aprovecha el programa o el grupo donde te inscribas asistiendo a las reuniones y siguiendo los consejos. Involucrarse activamente te ayudará a dejar la adicción a la pornografía.