Diviértete. El sexo es diversión. Vamos a darte algunos consejos que mejores tus relaciones sexuales.

1 – Haz el amor desde esta misma tarde.

Hacer el amor regularmente contribuye a mantener la libido alta, aumentando la producción de testosterona, que es la hormona responsable de la libido tanto en hombres como en mujeres.

2 – Controla tus medicinas. No suelen ser buenos estimulantes sexuales.

De hecho, en torno a 200 medicamentos afectan negativamente en nuestras prácticas sexuales, causando problemas de erección y disminución de la libido. Entre ellas, las medicinas que más afectan a nuestro apetito y capacidades sexuales son las indicadas para tratar la hipertensión arterial, las enfermedades cardiacas, la depresión y los problemas de estómago. Infórmate en internet o pide ayuda al farmacéutico o al médico si alguna de las medicinas de las recetas podría afectar a la sexualidad. Por supuesto, habrá que tomar las medicinas que haya que tomar, pero quizás haya posibilidad de que nos recomiende otra marca, nos prescriba otra dosis, o podamos negociar las horas más adecuadas para las tomas.

3 – Planifica las vacaciones

Aunque todavía no os vayáis… pasad el tiempo junto imaginando dónde os gustaría ir. Mirar fotos y soñar juntos en voz alta, e imaginar que estáis en un paraíso tropical será suficiente para meter unos cuantos chutes de libido. Nos apetecerá irnos temprano a la cama. Es mucho más interesante hacer planes excitantes que discutir sobre por qué suspendíamos física y química en el instituto.

4 – Chicos, Dejad de fumar. ¡¡¡Ya!!! Es un buen consejo para vuestra salud. Para vuestras relaciones sexuales también.

El tabaquismo obstruye los vasos sanguíneos del pene de la misma manera que obstruye las arterias del corazón. ¿Se te ocurre algún motivo mejor para dejar de fumar?

5 – Chicas, hay que aprenderse los ejercicios de Kegel

¿Todavía no nos hemos acercado a los ejercicios de Kegel? Son movimientos que suelen ser sugeridos por los médicos después del embarazo o cuando se tienen pequeños problemas de incontinencia. Lo que seguramente el médico olvidó deciros es que los ejercicios de Kegel son una potente herramienta para restaurar el tono y la potencia del músculo pubococcigeo, músculo esencial durante el orgasmo. Los ejercicios de Kegel son muy simples. Sólo tienes que contraer fuertemente y luego relajar lentamente los músculos que controlan el flujo urinario. Los que utilizas para contener la orina. Basta con hacer series de 20 contracciones 3 veces al día.