Fingir un orgasmo puede ser la mejor solución cuando queremos que la experiencia llegue a su fin y que nuestra pareja de ese momento se sienta bien, a pesar de la “modesta” actuación que esté teniendo en esa ocasión en concreto.

Posiblemente, si prefieres no ser honesto y no confesarle a tu pareja que no está haciendo las cosas como más te gusta… fingir un orgasmo puede ser un momento mágico. Darás salida momentánea a la situación, de posible falta de comunicación, sabiendo que realmente estás protegiendo tu relación.

SI no tienes idea de cómo fingir un orgasmo, aquí te dejamos algunos consejos para hacer que tu pareja crea que te está haciendo flipar.

1 – Lo primero es lo primero: Ponte un preservativo para que cuando llegue el momento de tener un orgasmo lo puedes fingir con éxito.

2 – Todo está en tu forma de actuar:  Si normalmente no sueles gritar o no te meneas, o muestras muchas emociones, ten en cuenta que tu pareja puede darse cuenta de que estás fingiendo, sobre todo si ya se acostó contigo antes, la regla general aquí es que seas sencillo y lo más natural posible.

3 – Si estas teniendo sexo con tu mujer o tu novia, es mejor que no finges el orgasmo cara a cara: Seguramente ella sabe cómo se pone tu cara cuando estás ya listo para tener un orgasmo. Si finges un orgasmo cara a cara puede que ella descubra lo que pretendes hacer.

4 – Esconde las evidencias: Cuando acabes el polvo, quítate el condón inmediatamente, para que tu pareja o mujer no descubre que sólo estabas fingiendo.

5 – Necesitas terminarlo de la misma manera que lo haces habitualmente: Abrázala para que te abrace. Si te tumbas para dormir date la vuelta y busca el sueño. Si empiezas a hacer algo diferente, se dará cuenta que has fingido el orgasmo.

Lo fundamental es tomarlo con calma sin que te vuelvas loco con las improvisaciones. Es demasiado fácil que te descubran fingiendo un orgasmo. No sobreactúes. Sé lo más natural posible.

En cualquier caso, fingir un orgasmo podría ser aceptable como “mentira piadosa” en una relación ocasional. Desde luego no lo es en absoluto con tu pareja habitual.