El striptease es un espectacular baile en el que la mujer o el hombre se quitan la ropa lentamente retirando cada prenda siguiendo el ritmo de una música sensual. Cuanta más ropa lleven más dura el baile. Es un baile que juega mucho con las caricias, las miradas, los movimientos, pero desde luego no hay que ser profesional para hacerlo. Tú también puedes sorprender a tu pareja mostrando tu lado más sensual con un striptease.

Para el preparar un buen striptease ponte a probar delante del espejo. Prueba todos los movimientos que se te ocurran. Depílate bien. Trata de que la piel sea muy suave. Elige la ropa más sexy que tengas. Si te lo puedes permitir, cómprate lencería nueva. Quizás, una de las más deseadas por los chicos sea el tipo liguero en color negro. Pero eso dependerá de las fantasías sexuales de tu pareja. Elige la música más adecuada. El ritmo tiene que ser lento y sensual. No vayas directamente al clásico de Joe Cocker, “You can leave your hat on”. Es fantástica, pero para evitar que tu pareja lo compare con otros striptease que haya visto, opta por algo más actual y que no lo haya escuchado antes. Prepara la escena. Tu pareja debe de estar sentado cómodamente en un sillón o sofá. Si le atas las manos mientras bailas subirás su deseo sexual el doble, propónselo.

Durante del striptease mira a tu espectador constantemente a los ojos. Transmítele tus sentimientos. No hace falta que te prodigues mucho con bailes por el suelo. Mantente firme y sensual. Las caricias son muy importantes y tienen que ser con mucha suavidad. Vé tocando todas las partes que te gustan de su cuerpo y las que a él le gusta que le acaricies. Si tu pareja va vestido, quítale la camisa desabrochando botón por botón. Juega con su frustración y su espera y haz que el placer dure más, pero que tarde en llegar. Haz pasar por su cuerpo algunas de las prendas que te vas quitando y procura que lleven su perfume favorito. No te cortes, ayúdate con una silla, un cinturón, ponte una gorra… deja que tu imaginación hable.

Por último, ten en cuenta que hacer un striptease no solo subirá el deseo sexual a tu pareja. Tú también disfrutarás mucho de la experiencia.