Las posiciones sexuales son los gustos particulares de cada pareja. Sin embargo, algunas posiciones tienen más lados que otros. Alain Héril, psicoanalista y terapeuta sexual, respondió a todas estas preguntas sobre las posiciones sexuales.

¿Cuáles son las posiciones sexuales más practicadas?

Extrañamente, no ha cambiado mucho a lo largo del tiempo. La posición sexual más practicada por las parejas es la posición del misionero. Es decir, el hombre sobre la mujer y la mujer bajo el hombre. Sin embargo, se practica de manera diferente de lo que se hizo en el siglo XVII o XVIII. La gran diferencia es que ahora las parejas se ven. Antes la cabeza se colocaba en el hombro del otro.

Otra posición que también se encuentra con bastante regularidad es la del perrito, donde la mujer. Esta es una posición que se practica más entre las parejas contemporáneas, desde los años 70.

¿Cuáles son las posiciones sexuales preferidas de las mujeres?

Sobre todo las mujeres prefieren posiciones sexuales en las que son dominadas por el hombre. De hecho una de las posturas sexuales de mayor aceptación y que más excitación aporta a las mujeres es la posición del perrito, donde la mujer está a cuatro patas y el hombre la penetra por detrás. Esta posición favorece la fantasía y la imaginación, porque ninguno de los dos ve la cara de su pareja. Uno puede imaginar que está con su novia, su compañera… o con otra persona.

¿Hay posiciones sexuales mejoras que otras para alcanzar el orgasmo femenino?

Hay posiciones sexuales en las que las mujeres son estimuladas sexualmente más, especialmente en los puntos internos de la vagina. A menudo, la postura que optan las mujeres suelen ser en las que controlan la forma en que son penetradas, el ritmo de la penetración y la profundidad de la penetración.

Sin embargo, es muy difícil asegurar que esta posición le ayudará siempre a conseguir un orgasmo. Todo dependerá de la relación y la intensidad del deseo. A veces la posición del misionero puede conducir a un orgasmo mucho más fuerte que una posición un poco más complicada. No es necesario conocer todas las posturas del Kamasutra. La mayor parte de los casos, la calidad del encuentro entre dos personas, independientemente de la posición sexual, es la que marcará el disfrute de la sesión.

¿Cuál es el principal elemento de la sexualidad?

La calidad de una sesión está en la intensidad del juego más que si se trata de una relación duradera o un rollo de una noche. Todo estriba en lo que cada uno está dispuesto a poner sobre el tapete. Si estamos dispuestos a llevar a las emociones a situaciones fuera de control. Uno de los elementos importantes de la sexualidad es precisamente la pérdida de control. Si usted todavía está tratando de controlar su sexualidad, puede que no pueda tener un orgasmo.