Si deseas perder peso, das prioridad al deporte sobre el sexo. Eso es lo que revela un estudio de la Universidad de Quebec, en Montreal. Corriendo 30 minutos, un hombre quemaría, por término medio, unas 276 calorías contra 101 calorías que quemarías en un contacto sexual de 25 minutos Pero para David Courbet, estas cifras no reflejan la realidad. Para él, el sexo sobresale sobre el jogging.

Las fiestas de finales de año se acercan y con ellas las comidas en las que una fuerte aportación calórica juegan los papeles principales. Y para evitar culpabilizarse, preparemos el terreno con algunos ejercicios físicos para preparar al cuerpo. ¿Pero cuáles?

Según un reciente estudio canadiense, el deporte haría quemar cerca de tres veces más calorías que el sexo. En lugar de redimir a la glotonería y luego sufrir haciendo deporte, cede a otra tentación. Pero… ¿cómo lo hacemos? ¿Se abre la veda? ¿Hay alguna especificidad que debamos conocer para tener mayor éxito dietético?

Con cualquiera

Dando prioridad a un contacto sexual sobre el deporte, sólo hay que encontrar al compañero adecuado y que tenga el mismo nivel, si es posible. Con un chico, con una chica… o al revés… o viceversa. Se trata de hacer ejercicio. Éste es un deporte mixto.

La ventaja frente al deporte es que, es que una persona totalmente novata puede enfrentarse perfectamente a especialista experimentado. Puede participar perfectamente, lo que parece más complicado sobre un terreno de tenis, por ejemplo… Sin olvidar que el mismo partido de tenis entre  tres o seis es imposible. Mientras que en una cama grande…

Donde quieras

Olvídate de reservar la sala de gimnasio, el bosque para ir a correr o el estadio municipal. El sexo es posible, por cierto también en estos mismos lugares. Pero el terreno del juego es mucho más grande. No hay límite, todo está permitido. En todas partes.

Cuando quieras

Qué llueva, que haya vendaval, que nieve, que granice…. Poco importa. Las condiciones climáticas dan igual. A esto se juega en cualquier momento. Hay que decir que un partido a 18 hoyos bajo la nieve, hay que echarle un par de narices. Mientras que en tu casa… Hay muchas horas de día… y de noche.

En igualdad de condiciones

A veces en el deporte se da la circunstancia de comparar quién lleva la mejor indumentaria. El mejor polo de tenís, las mejores botas de fútbol, el legging antitranspirable más fashion, la raqueta más cara del mercado…

El sexo es el cueros. No importa quién tenga la mejor chequera. Da igual que sea rico o pobre. Se trata de que satisfagas a tu pareja

El precio

Cuando tu cuota del club de campo te obligue a hipotecar a tu abuela o cuando comes sólo sopa para pagar su 10 sesiones de clases de padel, te darás cuenta de que todo es mucho más simple. El sexo sale mucho más barato

La autogestión

En el sexo no tienes que tener miedo a la imagen que deis al público que os está viendo. No hay ningún árbitro para pitar una falta ni hay reglas fuera de las que la pareja delimita. El tiempo tampoco está establecido por nadie ajeno.

Como ganadores

La principal ventaja comparado con el deporte es que el sexo no es una competición. Por lo tanto, no habrá división de emociones al final. No hay perdedores. Todos ganan. Es genial.