Hay veces en las que podemos sentir que nuestros gustos en cuestiones sexuales no se ajustan a la “normalidad”. Pero, ¿qué es lo normal en el sexo? Cualquier práctica sexual en la que todos los participantes estén de acuerdo con ella, no suponga riesgos para la salud y sea algo que hemos decido hacer por decisión propia, no tiene por qué ser algo patológico. Hoy te contaremos 10 de las prácticas sexuales más inusuales.

1- Fetichismo.  Es la excitación mediante algún objeto en particular bien llevándolo puesto, oliéndolo o frotándoselo por el cuerpo. Suelen ser normalmente prendas de vestir como zapatos de tacón o ropa interior.

2- Masoquismo. Es una práctica que consiste en conseguir el placer a través del dolor, recurriendo para ello a golpes o a la humillación. Aunque se asocia habitualmente con prácticas más intensas (instrumentos de tortura y cuero), es muy común a niveles más bajos (azotes, insultos, pequeños mordiscos…)

3- Parcialismos. Es cuando sentimos una mayor excitación por una parte determinada del cuerpo. El más común es la podofilia, que es la pasión por los pies.

4- Clismafilia. Consiste en excitarse mediante la introducción de líquidos en el cuerpo, principalmente enemas. Se produce con más frecuencia en hombres y, mientras sea controlado y no se abuse de ellos, no supone un problema para la salud.

5- Urofilia. En este caso, la excitación se produce orinando encima de alguien o siendo orinado por otra persona. Se conoce habitualmente como “lluvia dorada” y puede formar parte del masoquismo o ser una práctica totalmente independiente.

6- Escatología telefónica. Con esta práctica se busca la excitación mediante llamadas obscenas o con conversaciones de sexo explícito. Es una práctica habitual siempre que los dos interlocutores estén de acuerdo en ello.

7- Plushofilia. La practican personas a las que les excitan los peluches y encuentran en ellos un interés sexual.

8- Dacrifilia. Se da en personas que se excitan con las lágrimas o viendo a personas llorando. Existe una versión “dura” en la que se provoca el llanto en la otra persona para conseguir la excitación sexual.

9- Acrotomofilia. Es una parafilia muy poco común que consiste en excitarse viendo los muñones que son resultado de alguna amputación. No se sienten atraídos por las personas amputadas sino por la amputación en sí.

10- Triolismo. Es cuando nos excitamos viéndonos en fotos o videos en los que estamos manteniendo relaciones sexuales. Tiene algunas variantes como la de ver a la pareja manteniendo sexo con otra persona o la de enseñar a terceros esas fotos o videos.