No descubrimos nada nuevo si decimos que estamos en crisis y, por eso, no siempre contamos con el dinero que nos gustaría para disfrutar de una cita con esa persona especial. Sin embargo, existen muchas alternativas en las que no es necesario invertir mucho dinero y con las que podemos pasar momentos muy especiales. Hoy te contaremos algunas formas de preparar fácilmente una cita económica.

Si a la persona con la que quieres tener la cita le gusta la naturaleza y descubrir lugares nuevos podéis hacer senderismo en algún paraje o montaña que haya cerca de vuestra ciudad. Tendrás una cita diferente que os sacará de la rutina y con la que viviréis una gran aventura.

Otra cita parecida, sería pasear por la ciudad en bicicleta. También tiene un toque de aventura y resulta muy romántica. Puedes elegir un recorrido en el que se disfrute de unas buenas vistas y lugares encantadores. Con poco esfuerzo puedes conseguir una cita muy especial que no olvidará.

Las cenas románticas son un clásico, pero si no dispones de un gran presupuesto, puedes organizarla en casa. Si se te da bien la cocina, seduce a tu pareja con tus mejores platos y, si no es tu fuerte, cualquier plato sencillo presentado con un poco de imaginación, puede servirte. Eso sí, si quieres que la cosa siga después de la cena, evita el ajo, la cebolla y los platos muy especiados.

Entrenar juntos también es otra opción para las personas a las que les gusta el ejercicio físico.  Quedar para correr o patinar puede resultar una cita diferente y económica.

Visitar la ciudad recorriendo mercadillos o exposiciones gratuitas es otra alternativa muy interesante. Puedes pasear y conversar tranquilamente sin la presión que se puede tener en una cita más convencional.

Si el presupuesto no te llega para una tarde de cine, puedes prepararla en tu propia casa. Elige una buena película acompañada de una buena ración de palomitas y conseguirás una cita muy íntima y especial.

También puedes recurrir a webs en las que se ofrecen cupones de descuento para actividades a las que no te llega el presupuesto.