A veces aparece la infidelidad en la vida de pareja

Cuando alguien mantiene una relación de pareja y falta a los acuerdos pactados aparece la infidelidad. En general, el número de personas que intervienen en una relación amorosa y/o sexual es dos. Cuando esto es así, la infidelidad consiste en romper, conscientemente, esta regla de convivencia. Además, la infidelidad, suele mantenerse en secreto.

La infidelidad tiene que ver con muchas circunstancias. Existen un grupo de factores internos a la relación de pareja como la monotonía, el aburrimiento, la pérdida del interés sexual. Hay otra serie de factores inherentes a la propia personalidad del individuo como, por ejemplo, su propio bagaje sexual o las  cuestiones genéticas. Pero, por supuesto, los factores fundamentales son los sociales. La monogamia o poligamia no responden más que a una cuestión cultural. Según el lugar del mundo donde te haya tocado nacer puede parecer normal una de las formas de conviencia o la otra. Las sociedades mas occidentales, en general, no ven con buenos ojos la practica de la poligamia pero se debe a una cuestión de costumbre más que de cualquier otro tipo.

 Diferentes estudios biológicos han revelado la relación que existe entre la fidelidad o no de la pareja y la regulación de oxitocina y vasopresina. Parece que, cuando disminuye la fabricación por el organismo de estas sustancias, las posibilidades de ser infiel son mayores.

Otra teoría es el origen adaptativo de la infidelidad. En el caso de las hembras, buscan mayor posibilidad de sustento para su descendencia con mayor número de varones presentes en sus vidas y, en el caso de los machos, buscando más mujeres para aumentar la contribución genética propia en la perpetuación de la especie.

Existe una curiosa teoría basada en la microeconomía donde el infiel busca su máximo beneficio con el mínimo coste. A medida que el beneficio se hace más pequeño con la primera pareja el coste aumenta lo que lleva a la segunda pareja, con menor coste y mayor beneficio. Cuando con la segunda pareja, el paso del tiempo, inevitablemente hace aumentar los costes y bajar los beneficios, ya se ha dado tiempo a la primera para que los beneficios hayan aumentado y bajado los costes. La oscilación de una a otra pareja permite un beneficio máximo a un coste mínimo.