El clítoris "sólo" sirve para dar placer

El clítoris es un músculo eréctil con 8.000 terminaciones nerviosas dedicadas únicamente a generar placer a la mujer. Para hacerse una idea de lo que estamos hablando, podemos compararlo con el pene del hombre que, «sólo» cuenta con 4.000 terminaciones nerviosas. El clítoris cuenta con una increíble característica: es el único órgano del ser humano que sólo sirve para dar placer.

Es absolutamente falso y machista hablar de que el clítoris es un pene atrofiado. El clítoris en un órgano propio y con identidad propia, no está generado por la atrofia de ningún otro órgano, masculino o no. Debido a que el placer de la mujer ha estado siempre rodeado de muchos miedos, doctrinas y misterios, existen muchas sombras en torno al clítoris, casi siempre ligadas a la mentalidad podrida de algunos sectores de la sociedad.

Durante mucho tiempo se trató de definir el clítoris como algo inservible que no jugaba ningún papel a la hora de la reproducción. De esta manera se hacía ver que el único papel de importancia que desempeñaba la mujer era el de la reproducción y que el sexo no debía ser una vía de disfrute de ésta.

El clítoris no está libre de falsos mitos como el de que un clítoris muy grande es síntoma de ninfomanía,  cosa que, por supuesto, es absolutamente falso. Otra falsa creencia es que la manipulación del clítoris provocaba infecciones. Lo que provoca infecciones es la falta de higiene, no que estimular el clítoris con las manos.

Lo que es innegable es que el clítoris ha sido, durante mucho tiempo, un total desconocido, tanto para el hombre como para la mujer. Muchos hombre siguen pensando que lo más importante para dar placer a una mujer es la penetración, sin pensar que lo que es esencialmente necesario para que una mujer llegue al orgasmo es estimular su clítoris.

Si volvemos a la comparación  con el pene hay que saber que la parte central del clítoris tiene un poder de excitación cinco veces superior a la del pene. Este es uno de los motivos por el cual estimular directamente el clítoris produce dolor. De todas formas, dado que cada mujer es un mundo es a ella a quien hay que preguntar en cada caso cómo disfruta ella.