Escort

En realidad, una escort no es una prostituta sin más. para ser considerada realmente una escort se han de cumplir una serie de requisitos. Una escort es una mujer de imponente presencia física y que, además, cuenta con un alto nivel cultural. Este extremo resulta vital para el papel que ha desempeñar en la prestación de sus servicios. La función principal de la escort consiste en acompañar a la parte contratante a un evento especial aparentando ser su pareja real. La naturaleza de los eventos en sí pueden ser de lo más variado. Puede tratarse de una boda, una convención de negocios o cualquier otro tipo de evento social. Lo más habitual, aunque no es imprescindible, es que este servicio, que no deja de ser el principal, se vea complementado con sexo cuando se ha escapado de las miradas de los demás. Generalmente en la intimidad del hotel.

Contratar a una escort real es algo realmente caro y no al alcance de cualquier bolsillo. Existe un amplio catálogo de agencias que se dedican, exclusivamente, a proporcionar a sus clientes este tipo de servicios que son especialmente requeridos entre hombres de negocios que acuden a viajes de trabajo, por lo general, fuera de España.

En realidad, el término “escort”, hoy en día es utilizado por cualquier persona que ofrece servicios sexuales pero, en rigor, el término no es el adecuado. Si realizamos la búsqueda de la palabra “escort”, sólo en la provincia de Barcelona, en Nuevoloquo.com encontramos 25.436 anuncios que contienen esa palabra. Una verdadera escort ofrece un servicio muy exclusivo. En realidad se trata de buena presencia combinada con protocolo, nivel cultural y buen sexo.

Puede que el abordaje que se ha hecho en la profesión más antigua del mundo hacia el uso del término “escort”, sea una suerte de eufemismo que busca huir de palabras tan manidas como “puta”, “prostituta” o, incluso, “meretriz. Es i¡muy importante tener presente que otra característica, más importante si cabe que las anteriores, que debe cumplir una  escort es  haber elegido voluntariamente el oficio: Una escort ejerce su profesión de forma totalmente libre e independiente.