Los primeros vibradores

Los vibradores son, hoy en día, los juguetes sexuales más demandados. Pero, lejos de lo que podamos llegar a pensar, no estamos ante una creación moderna. Ni mucho menos. Los primeros vibradora aparecieron en la parte final del siglo XIX. Resulta bastante curioso, en plena represión sexual. cuando la sociedad aún no había dado los pasos necesarios para avanzar hacia la liberación sexual, aparecen los primeros vibradores, sin duda, el símbolo de la libertad sexual en la actualidad.

La medicina del siglo XIX había diagnosticado una curiosa enfermedad que se daba, exclusivamente, en las mujeres. Pasaron a denominarla «histeria». Ante cualquier queja femenina que ellos consideraban irracional, los médicos procedían a hablar de histeria femenina. No se tardó mucho en relacionar esta enfermedad con el sexo. , en realidad, con la ausencia de un sexo satisfactorio para las mujeres afectadas. En realidad, determinaron que las mujeres que no llegaban al orgasmo a través de la penetración eran las afectadas por esta curiosa enfermedad.

Los médicos más despiertos descubrieron que un sencillo masaje en el clítoris, que aún no se había reconocido, era suficiente para «curar» a las mujeres que padecían de histeria. Aunque la tarea era agradable casi siempre y, a la vez,  lucrativa, la demanda cada vez mayor la hizo demasiado trabajosa. Por ese motivo abrieron el camino hacia la invención de una artilugio mecánico que realizase la tarea de forma automática.

Los investigadores, pues, se pusieron manos a la obra en busca de algún ingenio que, de forma mecánica, lograse satisfacer a las mujeres hasta que llegasen al orgasmo. Así fue como en 1869 se inventó el primer vibrador que era una pequeña máquina de vapor que movía un mecanismo que provocaba el masaje requerido. En 1900, la tecnología se habíadesarrollado lo suficiente para que los ávidos doctores tuviesen entre sus utensilios médicos una larga colección de diferentes tipos de vibradores.

Pronto, los fabricantes de cobradores descubrieron las posibilidades mercantiles que como aparato electrodoméstico casero podrían tener tan cotizados utensilios. Así fue como se comenzaron a comercializar los vibradores para uso doméstico. Pare entender la evolución que ha experimentado este artículo desde aquellos tiempos hasta nuestros días no hay más que pasarse por un sexshop y comprobar la enorme variedad de modelos que tenemos a nuestra disposición.