Culos

Si hay una parte del cuerpo femenino que derrite a cualquier hombre ese es el culo. Aunque no existe dos culos iguales podemos hacer alguna clasificación basándonos en las formas de los mismo. Aunque es evidente que hay muchos tipos de culos, vamos a hacer una clasificación con las características más típicas.

1. Los culos ochenteros. En los años 80 se usaba, sin ningún tipo de pudor, un corte de pantalones de tiro largo que hacían un culo muy característico a quien los llevaba. Se trata de típico culo alargado y con los cachetes estirados, como si no tuviesen fin. Si, además, va acompañado de un bonito tanga, la sensación es que las piernas y el culo se funden en una masa de carne interminable que la hace deliciosa.

2. Los culos potentes. Se trata de un culo gordo y redondeado. Los cachetes son prominentes y pueden llegara  hacer la parte trasera del pantalón si es algo ajustado. es el típico culo para bailar regeton o cualquier otro tipo de danza picante y atrevida. Si algo caracteriza a este topo de culo es su derroche de sensualidad y salud.

3. Los culos de avispa.  Si la muchacha en cuestión es deportista, tiene una cintura espectacular, sin michelines y sin barriga, el resultado tiene que ser un culo de avispa. Se trata de un culo durito, bien puesto. es el típico culo que luce de una forma espectacular con unas mallas apretadísimas.

4. Los culos de manzana. Según multitud de expertos en este tipo de cosas. el culo de manzana es el culo perfecto. Sus características son sencillas. La primera es que entre el culo y las piernas cerradas tienen que pasar la luz. La segunda, como su propio nombre indica, ha de poseer forma de manzana. La tercera es que la cintura rompa abruptamente en un semicírculo casi perfecto. Es el culo ideal para mirarlo durante días y días son pestañear.

5. Los culos modelo. Este tipo de culos es común entre las modelos. Se trata de un culo con poca chica, con escasas curvas. En definitiva, un culo triste, austero, como de dieta permanente. Es el típico culo muy valorado en una pasarela de moda pero que pasaría desapercibido en la barra de un bar.