Labios

Si hay algo en la anatomía de una mujer que despierta la libido de cualquier hombre eso son los labios. Pocas cosas levantan tanto la inspiración masculina como una boca dispuesta a ofrecer lo mejor de sí. La sensualidad que pueden llegar a transmitir es algo sólo propio de esta parte del cuerpo de una mujer. Esta parte de una mujer es una fuente inagotable de deseo. ¿Quién no se ha encelado de unas labios?

Los labios son determinantes en la configuración de la cara de una persona. Pueden llegar a transmitir la sensualidad y el deseo sexual con una expresividad que no podría llegar a alcanzar ninguna otra parte de la anatomía humana. Pero no todos son iguales.  Existen muy diferentes tipologías. Y tras cada tipo de labios se encone una personalidad. Vamos a repasar algunas de ellas.

1. Forma de corazón. Resulta habitual que este tipo de labios delate que, detrás de ellos, se encuentre una persona apasionada y enamoradiza. La fogosidad es otra de las características más significativas de las que se amparan tras unos labios con forma de corazón.

2. Carnosos y pequeños. Aunque a primera vista pudieran dar la sensación de esconder a una persona conservadora y poco aficionada al riesgo, sin embargo, cuando uno se aproxima más a este tipo de labios se sorprende descubriendo a alguien que, en realidad, suele mostrarse apasionada y cautivadora.

3. LDelgados. Tras este tipo de labios suele haber una mujer intuitiva, persistente, en lucha permanente y extremadamente perfeccionista. Tes estos labios suele haber una luchadora que siempre consigue las metas que se propone.

4. Labios desiguales. Suelen esconder inocencia en proporciones enormes. Aunque quieren aparentar ser inquietas y buscar experiencias nuevas, en realidad, sus poseedoras suelen ser tranquilas y prudentes.

5. Inclinados. Este tipo de labio denota capacidad de liderazgo. Estos labios suelen ser los de personas independientes con un carácter muy fuerte y con grandes proyectos a sus espaldas. Algunas de las mujeres más trascendentes de la Historia han presentado este tipo de labios. Cleopatra, Marilyn Monroe o Mata Hari son algunos ejemplos de este tipo de labios.