Juegos de mesa eróticos

Los juegos de mesa eróticos se han convertido en una ayuda muy estimada por algunas rejas jóvenes para aportar variedad y diversión a sus relaciones sexuales. En los días de lluvia apetece quedarse en casa, calentitos. El sexo siempre es una opción de ocio interesante pero alegrar el encuentro sexual con variedad y diversión siempre está bien. Para eso, nada mejor que los juegos de mesa eróticos.

Los juegos de mesa eróticos se pueden encontrar a la venta en cualquier sexshop. Existen todo tipo de variedades. Desde la versión subida de tono de los juegos clásicos, como Monopoly, Enredos o La oca, hasta juegos diseñados exclusivamente para ofrecer alternativas sexuales a parejas ávidas de novedades. Vamos a hablados de algunos de ellos.

1. El amor juega  a los dados.  Es algo muy básico. Un dado contiene partes del cuerpo como labios, orejas, cuello, pecho o partes íntimas, el otro lado acciones como besar, lamer, acariciar, soplar, pellizcar. Se lanzan ambos dado y a jugar. Es recomendable jugar sólo con gente que te atraiga de verdad.

2. Love Tube Tarzán y Jane. Es una colección de más de trescientas variantes sexuales. Puede llevarte a tu compañera de juegos y a ti a recorrer caminos desconocidos en vuestra sexualidad. Los resultados pueden ser sorprendentes.

3. Enamorados. El típico juego de sobremesa con dados y partas con preguntas o pruebas. Los aciertos se premian y los fallos se castigan. A veces puede resultar más excitante un castigo que un premio.

4. Dream Vibes. Hay que cumplir un conjunto de misiones secretas con los que exploraras la sensualidad oculta de tu amante. Algunas pruebas incluyen el uso de un  vibrador y un gel lubricante. Con la compañía adecuada, puede resultar apasionante.

5. French Kiss. Es el típico  juego previo a una orgía descomunal. Hay que superar un montón de pruebas con marcado carácter sexual. El pack incluye un ruleta, un bloc de notas, un boli y 300 cartas para chicos y otras tantas para chicas. La mayoría de las veces, el juego se deja a la mitad ya que, llegado un momento, casi todos los jugadores deben atender a tareas de mayor importancia.