Sexo a diario

Realizar sexo a diario es el mejor hábito al que podemos aficionarnos. No se trata, ni mucho menos, de algo gratuito. Nos referimos a la afirmación, no al sexo. Ni mucho menos. La cantidad de razones que sostienen esta afirmación es interminable. Podríamos pasarnos días mostrando motivos para el sexo cada día. No estaremos durante días haciéndolo pero sí que os vamos a pasar una lista con siete de las razones por las que mantener sexo a diario.

1. Reduce el nivel de estrés. El sexo es una de las actividades que mejor actúan como reductor del estrés. El sexo a diario es una forma de reducir el nivel d estrés cada día. Es obvio que no se trata de una cuestión baladí.

2. El sexo es ejercicio. Y hacer ejercicio frecuentemente y con moderación es sinónimo de salud. No hay nada para mantenerse saludable como realizar cada día algo de ejercicio físico. Si además de hacer ejercicio, éste es placentero, miel sobre hojuelas. Las bondades del ejercicio físico las conseguimos con el sexo a diario.

3. Baja la presión arterial. Es conocido que la práctica sexual mejora la presión arterial. El sexo a diario contribuye a mantener en su sitio la presión diastólica, cosa que es buena para el organismo.

4. Mejora el sistema inmunológico. El sexo es el mejor activador del sistema inmunológico. Si mantenemos sexo a diario nuestro sistema inmunológico estará constantemente alerta para neutralizar loas peligros que nos acechan en forma de bacterias y virus.

5. Nos hace más jóvenes. No hay nada que vaya mejor para aparentar menor edad de la que realmente tenemos que mantener sexo a diario. El buen humor que genera la descarga sexual nos hace mantenernos jóvenes.

6. Mantiene el corazón sano. La actividad cardiaca se optimiza cuando realizamos sexo a diario. Nuestro sistema cardiovascular se mantiene sano con la actividad física moderada en general y con la actividad sexual en particular.

7. Alivia los dolores. No hay mejor remedio para las enfermedades crónicas como las migrañas que mantener sexo a diario. Una vez más, el optimismo que se genera con la práctica sexual hace que nos afecten menos los dolores que podamos tener.