A veces es necesario reavivar el amor

El amor a veces se apaga. En general, las relaciones se suelen enfriar y volver más rutinarias en invierno. Sin embargo, con la llegada de la primavera disponemos de más horas de luz natural, nos sentimos más vivos y  podemos volver a intentar reactivar la relación con nuestra pareja. Por eso te vamos a dar cinco consejos para que podáis reavivar vuestro amor.

1. Cuéntale cómo te sientes. Si hay algo que te molesta de tu pareja, debes decírselo. Hay muchas cosas que no sabemos o no pensábamos que fuesen a ser así hasta que no comenzamos a convivir con nuestra pareja. Algunas de estas cosas pueden afectar al amor. Si no es tan ordenado como pensabas o hay alguna otra actitud que no te gusta de él, debes contárselo para tratar de buscarle una solución.

2. Fuera rencores. Una de las cosas que más daña una relación, y por tanto al amor, son los resentimientos y los reproches. Cuando alguno de los dos ha cometido un error, como llegar tarde a una cita, si no se habla de ello y se guarda, puede llegar a convertirse en un problema mucho más grande de lo que realmente ha sido. Olvida todo eso que tienes guardado y deja los reproches a un lado.

 3. Pasad más tiempo juntos. Cuando llevamos algún tiempo con una relación, cometemos el error de acomodarnos. El amor hay que alimentarlo cada día. El hecho de tener a nuestra pareja siempre ahí nos hace entrar en una rutina y se nos olvida tener detalles con ella. Encuentra tiempo para tener una conversación tranquila. Salid una noche juntos a cenar o a tomar unas copas. Hacer cosas nuevas os dará mayor energía y os unirá más.

4. Compartid nuevas experiencias. Pensad en las aficiones que compartís y realizad alguna actividad juntos. Un día en el parque de atracciones, un curso de buceo… Las experiencias nuevas ayudan a añadirle algo de pasión y a reforzar la relación.

5. Programar algún proyecto a medio plazo. Siempre es bueno para reavivar el amor. Tener un proyecto a medio plazo, como un viaje a un lugar exótico,  te ayuda a ver las cosas de modo diferente y a afrontar el día a día con más ilusión. Nos ayuda a salir de la rutina diaria tanto en nuestro trabajo como en nuestra relación de pareja.  Saber que en un par de meses podemos estar con nuestra pareja en un lugar romántico hace que los pequeños enfados diarios se vean de otro modo y los problemas se reducen.