Kamasutra

El Kamasutra nunca se pasa de moda. Si existe un texto que, a lo largo de los siglos, se hay convertido en un referente acerca del comportamiento sexual entre hombres y mujeres, sin duda, este es el Kamasutra. Su enorme colección de prácticas han sido la guía de generaciones y generaciones de personas que han querido disfrutar de forma plena y sana de su sexualidad.

Desde un punto de vista exclusivamente etimológico la procedencia del término parece clara. la palabra que da nombre al ancestral libro proviene del sánscrito «kama», que significa placer sexual y «sutra», cuyo significado es frase corta. por lo tanto, una traducción adaptada a la idea que se quería transmitir puede ser «aforismos sobre la sexualidad». Sin embargo, diferentes autores ofrecen otro tipo de traducciones sobre el término «Kamasutra» que, en esencia no difieren mucho de ésta.

El Kamasutra consta de un total de 36 capítulos. En contra de lo que se suele creer, el libro no consiste en una colección de posturas sexuales sin más. El texto, además de su popular guía sobre posturas sexuales, se enfrenta a numerosas cuestiones más relacionadas con el sexo y el amor.

Las páginas del Kamasutra hacen un largo y pormenorizado recorrido por cuestiones tan variadas como los lugares para practicar sexo, el encuentro sexual y sus diferentes fases, el cortejo, la convivencia con la pareja sexual, la seducción y otro tipo de relaciones entre personas cono el sexo, eso sí, como hilo argumental principal. Quizás, este extremo sea poco conocido por el público en general pero, pese a ellos, es uno de los principales encantos del texto.

El Kamasutra es una excepcional obra del hindú Vatsiana, escrito hace, aproximadamente, mil quinientos años. El autor consideraba que las relaciones sexuales entre hombres y mujeres eran una unión divina siempre que la frivolidad no se adueñase de la práctica.

Más allá del uso que las diferentes generaciones posteriores hayan dado del libro, el Kamasutra es un excepcional registro histórico que recoge las costumbres sexuales de la sociedad de la india de hace mil quinientos años. Su valor documental e histórico es absolutamente incalculable.