El trigasmo

Si pensabas que todo lo referente a los orgasmos femeninos ya estaba dicho, te equivocas. Una sexóloga ha descubierto un modo, hasta ahora desconocido por la mayoría de las mujeres, de llegar al momento máximo de placer sexual. Se trata del trigasmo y lo ha definido como una auténtica bomba sexual. Te damos todos los detalles para que sepas qué es un trigasmo.

Se ha definido como trigasmo al hecho de experimentar un orgasmo sincronizado en los tres puntos erógenos femeninos más importantes: el Punto G, el ano y el clítoris. Es necesario llevar una correcta estimulación de estas tres zonas para que se pueda conseguir un trigasmo y con él una experiencia de placer extraordinario.

Aunque a priori pueda parecer que conseguir un trigasmo puede ser algo difícil de conseguir, la impulsora de este método afirma que puede llegar a experimentarlo cualquier mujer, siempre que la estimulación de estas tres zonas erógenas de haga de un modo adecuado.

 – El clítoris. Es una de las zonas erógenas más importante de la mujer y su estimulación directa produce un gran placer, logrando que se pueda llegar al orgasmo. También es una zona muy sensible por lo que esa estimulación debe hacerse con mucha delicadeza. Es clave para conseguir llegar al orgasmo un buen sexo oral que vaya progresivamente subiendo de intensidad, una buena estimulación manual una vez que la vagina ya está bien lubricada o posturas sexuales que lo estimulen directamente.

 – El Punto G. Está situado en la zona superior de la pared frontal de la vagina, muy cerca del orificio de salida. Se puede conseguir un orgasmo muy potente con una correcta estimulación del mismo, mediante el pene introducido desde atrás durante la penetración o metiendo los dedos en la vagina y curvándolos hacia arriba.

 – El ano. Es una zona que a la que llegan multitud de terminaciones nerviosas lo que hace que se pueda sentir un enorme placer con su estimulación y conseguir  un orgasmo muy intenso. La mejor forma de estimularlo es lubricando un dedo y realizar con suavidad pequeños masajes circulares.

 Conociendo cuáles son las mejores formas de estimular estas tres zonas erógenas, conseguiremos que pueda alcanzar un trigasmo si logramos que lleguen al momento máximo de excitación al mismo tiempo.