Sexo y comunicación

Hablar de sexo con tu pareja, en ocasiones, no resulta nada fácil. Es cierto que hay una tipo de parejas que son capaces de hablar abiertamente de cualquier cosa. En este tipo  de parejas la comunicación es la base de la relación y  no tienen ningún problema en hablar de sexo abiertamente cuando lo consideran necesario. Pero, también es cierto que, otro tipo de pareja, por cultura, por falta de confianza o por vergüenza, a pesar de poder hablar con naturalidad de casi cualquier cosa, tiene verdaderos problemas para hablar de sexo.

Hoy vamos a dar algunos tips para ayudar a hablar de sexo a aquellas personas que se integran en una relación de pareja y que tienen dificultades para afrontar con total naturalidad una conversación de carácter sexual.

1. Que en una pareja, la otra persona conozca tus preferencias sexuales y la otra parte los tuyos resulta totalmente imprescindible. Pero más importante es que conozcáis los miedos e inseguridades del otro. Para terminar hablando de sexo, un buen comienzo puede ser éste. Empezar por los miedos e inseguridades de cada cual.

2. El placer sexual es más intenso cuando se basa en la comunicación. Aprueba las acciones que más nos excitan en la cama con un gesto que denote el placer que estás sintiendo. Esta forma de comunicación no verbal es una estupenda base para, después, hablar de sexo con naturalidad.

3. Nunca comiences a hablar de sexo de forma directa inmediatamente después de haber tenido sexo con tu pareja. Elige una situación en la que ambos os sintáis cómodos, relajados y descansados.

4. Nunca plantees el tema sexual del que quieras conversar como un asunto de vida o muerto, más bien, al contrario. No le des excesiva importancia. Lo importante es sacar el tema, comenzar a afrontarlo con naturalidad no es necesario que ¡, en la primera conversación, profundicéis por completo en el asunto que te preocupa. para comenzar a hablar de sexo es bueno crear ¡, poco a poco, el hábito de hacerlo.

5. utiliza, siempre, una actitud y un tono de voz que invite a la conciliación, nunca a poner de manifiesto las diferencias que os separen. Sé siempre amable y conciliador a la hora de hablar de sexo con tu pareja.