Solemos pensar que son las mujeres las que tienen el monopolio en cuanto a juguetes sexuales se refiere, pero la realidad es bien distinta. Ya hay muchos hombres que los utilizan para darse placer tanto en la intimidad como con sus parejas. Hoy os vamos a dar un listado de los diferentes juguetes sexuales que existen para ellos.

– Muñecas hinchables. Es uno de los juguetes sexuales más antiguos que se conocen.  Las podemos encontrar fabricadas en diversos materiales y hay algunas que poseen un gran realismo.

– Anillos para el pene. Son unos juguetes sexuales que se colocan en la base del pene o alrededor de él para que se mantenga la presión sanguínea y podamos conseguir mejores y más duraderas erecciones. Los tenemos de diferentes colores y materiales.

– Masturbadores. Existen múltiples modelos con diferentes diseños, texturas e intensidades para proporcionar distintos tipos de sensaciones en los genitales masculinos. Aquí podemos encontrar los succionadores o las bombas de vacío. Unos generan el placer por presión en el glande y otros mediante succión. Últimamente está muy de moda el huevo masturbador. Consiste en un caparazón que contiene en su interior una especie de huevo blando de gelatina con un que se coloca en la punta del pene y se desliza hasta la base del mismo.

– Vaginas artificiales. Son muy conocidas las famosas vaginas en lata. También se fabrican con diversos materiales y hasta podemos encontrar réplicas de vaginas de pornostars.  Las hay que tienen unos sensores que simulan la estimulación de un coito real.

 – Fundas para pene. Es uno de los juguetes sexuales más populares. Es un objeto en forma cónica que se coloca en el pene a la hora de la penetración. Ayudan a mantener la erección durante más tiempo y a retardar el momento de la eyaculación.

– Vibradores masculinos. Son muy comunes hoy en día, y gracias a su efecto vibrador nos proporcionan un mayor placer. Los hay de distintas intensidades, de modo que podamos alternar entre mayor y menor potencia de vibración.

– Estimuladores prostáticos. Son unos juguetes sexuales que se introducen en el recto para masajear la próstata y ayudan a descubrir el punto G masculino. Los podemos encontrar manuales o electrónicos.