Orientación sexual

La orientación sexual y emocional, ¿qué es? Pues es la atracción sexual o emocional hacia personas del mismo sexo, la homosexualidad, del sexo opuesto, heterosexualidad, o de ambos sexos, bisexualidad. Para algunos, la ultima preferencia es clara y evidente, para otros ambigua y más fluctuante. En cualquier caso, la orientación sexual puede ser diversa y cada persona la interpreta de un modo único.

Nos conocemos desde la guardería, siempre hemos sido amigos o amigas. De repente, sentimos atracción, incluso nos hemos besado y acariciado. ¿Eso quiere decir que somos homosexuales? Quizás sí. Quizáss no. En la adolescencia, nuestra vida emocional y sexual está cambiando dramáticamente. Este es un período de intenso desarrollo, donde no entendemos muy bien lo que está sucediendo dentro de nosotros. Una atracción repentina con alguien de su mismo sexo puede ser un paso importante en esta evolución o una simple necesidad de probar. Puede ser otra preferencia homosexual, una real orientación sexual y emocional  o, por el contrario, puede ser una atracción temporal y desaparecer con el tiempo.

Nuestra orientación sexual no es cosa  de un momento. No decidimos si somos homosexuales o heterosexuales de la noche a la mañana, sin antecedentes. No es algo que elegimos. Esta orientación se construye en nosotros, quizás sin que  nosotros tengamos necesariamente conciencia de ello. Con el tiempo se nos impone, así que no hay culpabilidad. Y luego, la orientación sexual puede evolucionar con la experiencia, no estamos encerrados toda la vida en una categoría homo, hetero o bi.

Muchas personas que se sienten atraídas por el mismo sexo o por ambos hacen la típica pregunta: ¿es normal? Crecemos en una sociedad en la que, cuando se muestra a la pareja, es casi siempre una pareja heterosexual. Imágenes de publicidad, novelas de amor, cine, monumentos, histórico de nuestra familia, nos dan la impresión de que ser normal es ser heterosexual. Cuando tu tía te pregunta si tienes pareja, siempre se refiere al sexo opuesto. Nadie parece reparar en la orientación sexual real de cada cual. Sin embargo cualquiera que sea la orientación sexual de cada cual es tan normal como la diversidad en la sexualidad en el ser humano.