Cambia tu novio por una chica

Seguramente todas estemos encantadas con nuestros novios, pero hay veces que consiguen realmente sacarnos de nuestras casillas. Con el tiempo se vuelven menos cariñosos, se preocupan más por sus amigos o por el fútbol que por nosotras, por no hablar de su falta de gusto a la hora de combinar colores. Nos hemos puesto a pensar en las ventajas que tendría, y estás son 7 razones para cambiar a tu novio por una chica.

1. Siempre escucharía nuestros problemas. Una novia, después de una madre, es la única persona  que está siempre dispuesta a escuchar nuestros problemas. Pero no sólo a escucharlos, sino a interesarse por ellos. Se preocupan por ellos porque se identifican con nosotras.

2. Nos compraría regalos que nos gustan. No puede ser que después de tantos años todavía se confundan de talla cuando nos compran ropa, aparezcan con cualquier cosa o, simplemente, no haya regalo. Una novia se va a preocupar de buscarte el regalo perfecto. Sabe cómo somos por dentro y por fuera y va a estar pendiente de saber si necesitamos algo.

3. Nos cocinaría nuestro plato favorito. A un hombre le mandas hacer unos macarrones y seguro que tiene que llamar a su madre para preguntarle cómo hacerlos. Una novia no va a tener ningún problema en hacerte ese plato que tanto te gusta.

4. La comunicación sería más fácil. No va a ser necesario que mandemos señales especiales para que sepa que algo va mal. Con una simple mirada lo va a notar. Sabe que las relaciones funcionan mejor cuando hay una buena comunicación y no tendría ningún problema en hablar de sus sentimientos.

5. Todas las noches serían una “noche de chicas”. Se acabó el tener que elegir entre una noche romántica con tu novio o una noche de juerga con las amigas. Si tienes una novia tienes el lote completo.

6. Podéis compartir la ropa. Es una de las principales ventajas de tener novia. Imagina tener el doble de vestidos, faldas, zapatos…

7. El sexo sería increíble. Nadie mejor que una mujer para conocer el cuerpo de otra mujer y saber dónde, cómo y cuándo tocar.