Dogging

El dogging es el intercambio sexual en lugares públicos con desconocidos mientras otros miran y se ha convertido en una práctica sexual muy de moda. Aunque el termino dogging ya está popularizado, en España a estas prácticas se las conocía como cancaneo. Es una mezclas de varias prácticas sexuales (voyeurismo, exhibicionismo, sexo en grupo…) y para practicarlo se deben seguir una serie de reglas.

– Al ser en lugares públicos, los participantes (doggers) deben sentirse cómodos con la idea de que otros les observen mientras practican sexo.

– Los parques, descampados, estaciones de servicio o baños públicos son los lugares más habituales para la práctica del dogging.

– El jogging se puede participar como dogger o como voyeur.

– Los encuentros se suelen organizar a través de Internet y se concretan mediante el intercambio de correos electrónicos. Por seguridad y para mantener la privacidad, es conveniente crearse una cuenta de correo para la ocasión y no utilizar la nuestra personal.

– Una vez que se ha marcado el día y la hora, el número de asistentes a la sesión de dogging va a depender  de lo que se haya organizado, aunque no suelen ser eventos muy masivos.

– Dejar las luces del coche encendidas mientras se tiene sexo es una señal para que el resto sepa que somos doggers y que queremos que nos observen.

– Si no queremos que los voyeurs se acerquen o participen del encuentro sexual, deberemos cerrar las puertas y ventanas del vehículo.

– Dejar la puerta del coche abierta indica que queremos que un tercero se una a nosotros y participe del encuentro sexual.

– Es fundamental, por la seguridad de todos los participantes, utilizar preservativo si se va a permitir que más personas se unan, ya que es la única forma de prevenir ETS.

– Es muy importante no dar ningún tipo de dato personal, como el teléfono o la dirección, por seguridad. Tratar de acudir a estas citas sin llevar objetos de valor y, en todo caso, vigilarlos muy bien. Una vez que abandonamos la sesión de dogging debemos asegurarnos de que nadie nos sigue.

– Cuando el dogging es practicado por personas gays se denomina cruising.