Más preliminares

Ya os avanzamos 5 ideas para unos juegos  preliminares originales. Dada la importancia que este tipo de juegos tienen para que las relaciones sexuales lleguen a buen fin, vamos a continuar aportando ideas. Hoy vamos a ampliar esa lista con otras 5 ideas que nos harán disfrutar de unos originales juegos preliminares.

– La caja de las ideas. Consiste en anotar en papelitos cosas que nos gusta hacer en los preliminares (striptease, masaje en el cuello, mordisquitos en las orejas…) y meterlos en una caja. De este modo, cuando llegue el momento de los preliminares, sólo debemos ir sacando papeles y realizando lo que está escrito.

-Lenguaje erótico. Las palabras tiene muchas veces una gran carga sensual y pueden utilizarse para ir incrementando el nivel de excitación de nuestra pareja. Aunque primero, debéis establecer dónde están los  límites de ese lenguaje erótico. Hay que evitar que esas palabras puedan hacer que nuestra pareja se sienta ofendida o humillada.

– Verdad o atrevimiento. Todos hemos jugado en algún momento a este juego, sobre todo en la adolescencia. Se trata de hacerlo con un toque más picante. La verdad será confesar algo inconfesable y el atrevimiento un acto erótico. En cualquier sex shop podéis encontrar diferentes versiones de este juego con distintos niveles de atrevimiento.

– Ojos vendados. Utiliza una corbata o un pañuelo para vendar los ojos de tu pareja y dedícate a estimular el resto de sus sentidos. Ve susurrándole todo lo que le vas a ir haciendo, dale a probar cosas para que la adivine (pueden ser partes de tu cuerpo), recorre con caricias todo su cuerpo, excítale con diferentes aromas y olores…

-Usa las manos. Esto ya implica los genitales. Como comentamos en el post anterior, hay personas para las que los genitales no deben estar incluidos en los momentos previos. Si no eres de los que se encuentra en ese caso puedes o bien masturbar a tu pareja o bien, si eres más atrevido, hacerlo tú delante de ella. Además de ser una práctica con una gran carga de erotismo y sensualidad, no sirve para aprender mucho de nuestra pareja. En el caso de ver cómo se está masturbando, debemos fijarnos bien en la forma en la que lo hace, el ritmo que lleva. Si eres tú al que están tocando, no dudes en guiar a tu pareja para que sepa cómo te gusta y a qué ritmo debe ir.