Ayer vimos “5 Mitos sexuales masculinos” que hacen que los hombres tengan algunas ideas equivocadas sobre el sexo. Hoy ampliamos esa lista con otros 4 mitos de los hombres con el sexo que hacen que no lo disfruten completamente.

1. El sexo no necesita aprendizaje.

Hay que preguntar, informarse, aprender, enseñar. Cuanta mayor información tengamos sobre el sexo, mejor sexo podremos conseguir.

2. El sexo es sólo penetración.

La mayoría de los hombres piensan que los preliminares son algo que deben hacer como una forma de conseguir llegar a la penetración y que todos esos juegos no son importantes. No son conscientes de que una buena estimulación, tanto manual como oral, puede conseguir un orgasmo mucho más placentero que el que se consigue sólo con la penetración.

3. No hay sexo sin erección.

Pensar que el sexo es sólo penetración hace que la erección tenga un papel protagonista y cuando no aparece produce frustración. Muchos hombres piensan que son impotentes y, aunque son capaces de disfrutar sin problema del sexo, sufren graves crisis personales.

4. El que dirige y manda en el sexo es el hombre.

Existen dos ideas muy arraigadas en los hombres. Por un lado, que ser un hombre implica ser el líder y, por tanto, el que lleva la batuta en las relaciones sexuales y por otro, que una mujer no le puede enseñar nada, ni en temas de estimulación ni en temas de información sexual. Esto hace que los hombres sientan que todo es su responsabilidad, comenzar la relación sexual, excitarse y excitar a su pareja, cómo y qué posturas se van a utilizar, conseguir que su pareja tenga al menos un orgasmo y conseguir el suyo. Piensan que sólo es necesario dedicar algo de atención para excitar a su pareja y que ellos ya deben llegar excitados al sexo. Si no consiguen que su pareja tenga un orgasmo se sienten culpables. Buscan todo tipo de información para hacer gozar a su pareja, pero no son capaces de preguntarle nada porque supondría reconocer su ignorancia y eso les hace menos hombres. No son conscientes de que la mejor forma de disfrutar y de hacer disfrutar a su pareja es compartir esas dudas y esa información con ella.