El sexo es un potente analgésico

El sexo es un potente analgésico. Que el sexo es un remedio para casi todo ya lo conocíamos. De hecho, siempre se ha dicho que el sexo es la mejor de las aspirinas que se conocen par ale dolor de cabeza. el caso es que todo lo que la sabiduría popular ya intuía se ha confirmado por un estudio reciente de la Southern Illinois University. Las  prestigiosa universidad asegura que el poder analgésico del sexo es completamente real.

El estudio due llevado a cabo entre una muestra de varios cientos de mujeres. Tras varias encuestas y pruebas médica se concluyó que, aquellas que sufrían cefaleas leves, tuvieron una disminución den su frecuencia e intensidad de hasta el 50% después de incrementar su actividad sexual. El efecto analgésico del sexo, pues, queda científicamente demostrado.

Por supuesto, a las amigas del dolor de cabeza  para no mantener sexo se les ha acabado la excusa. De hecho, en caso de encontrarse con una negativa por dolor de cabes lo aconsejable es remitir a la interesada al estudio que demuestra el poder analgésico del sexo. En realidad, supongo que funcionará una vez y, para la próxima, ya se buscará otra excusa.

La realidad es que el sexo puede ser más efectivo para los dolores moderados que la mayoría de los fármacos. En cambio, en dolores fuertes de cabeza o migrañas crónicas no se ha demostrado el efecto analgésico del sexo aunque sí parece que podría llegar a potenciar los efectos de la medicación, siempre que esta fuera la adecuada. Pero esto, en la actualidad, es tan sólo una hipótesis en la que se está trabajando.

El efecto analgésico del sexo, por supuesto, no está limitado de forma exclusiva a las cefaleas sino que resulta  extraordinariamente efectivo también con otros tipos de dolores como, por ejemplo, los de espalda, los musculares o, incluso, los molestos dolores de pies después de una importante caminata. Casi cualquier dolor no demasiado intenso puede tener en el sexo una solución rápida, efectiva y agradable. No es, en absoluto, mala idea reducir nuestro botiquín y aumentar nuestra actividad sexual de forma preventiva.