Errores respecto al sexo

Cometer errores respecto al sexo es mucho más frecuente de lo que nosotros pensamos. Todos tendemos a creer que sabemos casi todo lo que se debe saber en referencia al sexo. Evidentemente, eso no es así. Vamos a daros unos consejos para que limitéis en número de errores respecto al sexo que actualmente cometéis.

1. No hay que cepillarse y usar hilo dental inmediatamente después del sexo oral. Hacerlo es uno de los errores respecto al sexo más comunes tanto en chicos como en chicas. Contrariamente a la creencia popular, ir corriendo a lavarse la boca después del sexo oral no le ayudará a disminuir las posibilidades de contraer una ETS. Usar hilo dental o cepillarse, en realidad hace todo lo contrario. Lo habitual es que se irriten las encías o se creen pequeños cortes que podrían aumentar la exposición a una posible infección. Para evitar el contagio de una ETS a través del sexo oral, lo correcto es usar un condón o barrera dental.

2. Utilizar un lubricante a base de aceite. Sin duda, éste es otro de los más comunes errores respecto al sexo. El uso de lubricante es bueno, pero el uso de un lubricante a base de aceite con un condón es malo. Los lubricantes a base de aceite debilitan la fuerza del látex y aumentan las posibilidades de que el condón se rompa. Lo mejor es usar lubricante a base de silicona a base de agua.

3. Evita los consejos sexuales de las revistas. Los consejos para el sexo en las revistas te conducen a creer que puedes convertirte en un dios o una diosa del sexo sólo mediante el uso de 10 sencillos consejos, pero no es cierto. Estamos ante uno de los errores respecto al sexo más repetidos.. El hecho de que una revista que diga que a un chico o a una chica le gusta ser tocado o besado de una manera determinada no significa que sea cierto. Es mejor preguntar a tu pareja sexual qué es lo que le gusta. Es bastante más interesante saber más acerca de lo que le gusta a tu pareja que lo que le gusta a una revista.