Seguramente sabréis ya por experiencia, que las relaciones sentimentales no son una ciencia exacta, y que 1 + 1 no siempre nos da 2. Lo único que podemos tener claro es el punto desde el que partimos en esa relación. Lo que suceda después y adónde se dirija esa relación puede depender de un montón de factores. Saber si nos encontramos ante una simple aventura o ante una relación seria, no siempre resulta tan fácil. Una mala interpretación de las señales que nos lleguen, puede hacer que esa relación incipiente se dirija hacia un camino equivocado. Sin embargo, os vamos a dar cuatro claves con las que podemos hacernos una idea bastante acertada de por dónde puede ir esa relación.


1- Reconocer que se busca una relación seria. Tanto un hombre como una mujer que busca algo más que un simple rollo, no tiene ningún reparo en admitirlo. Las personas que buscan compromisos, vida en pareja e incluso tener hijos, suelen comentarlo. Quizá, después de unas cuantas citas, os deis cuenta de que no sois compatibles y que la relación no tiene futuro, pero habrá salido en más de una conversación esas ganas de tener algo serio.

2- Cuidar las formas. Si lo que se busca es una aventura, se suelen descuidar un poco las formas. Cuando se pretende que la relación vaya más allá y que sea algo serio, uno trata de ser más detallista, de mimar a la pareja y de mostrar interés por todo lo que esté relacionado con ella. En definitiva, de ser galante y de conocerla a fondo.

3- Mantener una comunicación y estar disponible. Si se está buscando una relación seria, la comunicación debe ser fluida y constante. Estar días sin dar señales de vida demuestra poco interés por alimentar esa relación. Da la sensación de que sólo se llama cuando no se tienen otros planes.

4- Ser claro con respecto a su relación actual. Hay veces que comenzamos a salir con alguien que tiene pareja porque nos dice que su relación está rota. Sin embargo, cuando no es totalmente claro con respecto a esa relación y la utiliza como excusa para no comprometerse, es más que posible que sólo esté buscando una aventura. Del mismo modo, aunque esté soltero, si siempre pone pegas al compromiso, no es una buena señal.