Sexo en la primera cita

Tener sexo en la primera cita, es un tema que ha estado en la cabeza de los hombres y las mujeres desde tiempos inmemorables, pero ¿qué es realmente lo que se debe hacer? Nadie ha podido jamás solucionar este problema. Tener sexo o no en la primera cita dependerá de si es una cita más o es una persona que nos gusta y queremos volver a ver.

Realmente si la cita se celebra para encontrar pareja, es mejor dejar pasar la cita, intentar pasarlo bien y disfrutar el momento. El sexo sólo nos traería dolores de cabeza. Es diferente si la persona con la que tenemos la cita nos gusta realmente. Entonces hay una serie de detalles que hay que tener en cuenta.

¿Le gustamos a la otra persona? Es necesario saber si nosotros gustamos a la otra persona para mantener sexo en la primera cita, hay que fijarse en varios aspectos, cómo nos mira, si nos presta atención cuando le estamos hablando. Si está interesada en la conversación, si realmente está interesada en nosotros querrá saber más cosas y no sólo hablará de sí misma. Lanzarle algún que otro piropo y ver si su reacción es agradable también puede darnos una idea sobre si  gustamos a la otra persona.

Hay que ver si existe química entre los dos. Esto es algo que podemos observar con el paso del tiempo, viendo cómo es la conversación. Si ésta es amena, agradable y no nos damos cuenta de que el tiempo está pasando es una buena señal. Tener sexo en la primera cita puede ser una buena opción si todos los aspectos anteriores son positivos. La cama puede ser el lugar donde cerrar una cita maravillosa.

Pero si en la cama no hay entendimiento o la cosa no funciona como esperabas es posible que la primera cita acabe siendo la última. Por eso es recomendable dejar el sexo para una cita posterior y tener algo mas por lo que mantener la relación. En posteriores citas podremos ver si tenemos algo más en común.