Caricias

No hay nada mejor para seducir a tu chico o chica que hacerlo con las caricias. Rozar tu piel con la suya. Tocarle el cabello, las manos, las piernas o la cara tiene un significado que es importante conocer para poder enviar a la pareja el mensaje correcto. Vamos a contar el significado de cada mimo dependiendo de la zona del cuerpo donde se den. Es hora de aprender a seducir con las caricias.

Cuando se ofrecen las manos se evidencia que no es una relación que se quiera ocultar. Pero significará una u otra cosa según se tomen las manos. Los dedos entrelazados advierten que necesitan sentirse cerca uno del otro y, si el hombre es el que cubre la mano de la chica, le indica que con esta caricia quiere protegerla y cuidarla.

La caricia en la mejilla la suele utilizar el hombre la mayoría de las veces. De esta manera indicas que ella es algo delicado y demuestras tu ternura hacia ella. Las mujeres no deben utilizar esta forma de cariño ya que los chicos lo pueden entender como un gesto maternal.

En las rodillas o el muslo las caricias son muy privadas ya que están ocultas a todas las personas. Complicidad, deseo e intimidad es lo que significan. Normalmente le acompaña una mirada pícara o sensual que pondera el significado que queremos enviar. La ternura y afecto se demuestra con la caricia en el pelo. Son los hombres los que más realizan este gesto, demuestran que no se avergüenzan en mostrar sus sentimientos hacia ella. La mejor manera de hacerlo es suavemente.

Cuando existe mucha confianza en la pareja y quieren mostrarse pasión y deseo se utiliza la caricia en los labios. Es en esta parte tan delicada del cuerpo donde hay que prestar mucha atención ya que es un gesto que nos invita a besar a la pareja. Si a la vez que la besas rozas su rostro con las manos la harás sentir especial. Lo importante a la hora de seducir a una mujer o a un hombre es saber, claramente, el mensaje que queremos trasmitir y utilizar perfectamente la caricia correcta.