sexo anal

Evidentemente, como cualquier otra práctica sexual, para realizar el sexo anal debe haber consenso entre los dos miembros de la pareja. De esta forma los dos pueden pasar un buen rato igualmente. Para realizar esta práctica, y que resulte placentera, hay que tener en cuenta una serie de puntos. La primera vez que realizamos sexo anal, es posible que no sea tan sencillo como piensas a primera vista.

Cuando vas a realizar sexo anal por primera vez es aconsejable que realices una planificación con antelación. Si los dos miembros de la pareja tenéis el deseo de realizarlo podéis estar listos en cada encuentro que realicéis pero es conveniente llevarlo a cabo cuando la excitación y el deseo os lleve a querer hacerlo de manera clara.

Es importante que la chica esté muy excitada y lubricarse convenientemente antes de realizar sexo anal, para no tener dolor y que la práctica le provoque placer. En la realización de los juegos sexuales previos, tu deseo de penetración anal puede aumentar, es más que recomendable  humedecer la zona y así favorecer la penetración. Si no lo consigues con tu lubricante habitual, utiliza uno especialmente destinado a la lubricación en el sexo anal.

No es conveniente forzar la situación. El ano está compuesto por músculos mucho más resistentes que los de la vagina y no está adaptado a este tipo de prácticas sexuales. Quizás sea bueno, al principio, estimularlo introduciendo un dilatador o un dedo, en vez de hacerlo con el pene directamente. Una vez realizada la penetración anal, no pares de realizar caricias y de estimular la zona. Es necesario mantener al máximo la excitación. Realizar estímulos en  el clítoris al mismo tiempo que realizas sexo anal es una buena idea para conseguir  llegar al orgasmo.

Resulta imprescindible observar un nivel de limpieza impoluto, especialmente si la práctica sexual continuará. Frecuentemente, tras el sexo anal, se suele continuar  practicando sexo  vaginal. Es fundamental limpiar bien el pene y cambiar el preservativo después del sexo anal. Así se  evitarán infecciones en la vagina por bacterias fecales.