mañana

Lo hacemos de todas las maneras, apasionado y salvaje, tierno y romántico y, la verdad, es excepcional a cualquier hora. Pero parece que mejora si lo hacemos por la mañana. Existen varias causas que aportan beneficios por practicar sexo por la mañana. Sería conveniente que pusieras la alarma unos minutos antes.

Debby Herbenick, científica investigadora estadounidense, autora, además, del libro «Because it feels good», nos explica que el sexo libera elevados niveles de estrógeno que, a su vez, hacen, tanto tu piel como tu pelo, más fuertes y saludables, haciéndote sentir mucho más bella. ¡Imagina que impresión das! Entrando en la oficina y que todas las miradas se dirijan a ti, con una sonrisa podrás insinuar que por la mañana, antes de salir a la oficina, has tenido una intensa sesión de sexo.

Otro de los beneficios más espectaculares que las personas que mantienen relaciones sexuales de manera regular obtienen es que logran sentirse mucho más jóvenes. Según los resultados del estudio que ha llevado a cabo David Weeks, jefe de psicología del Hospital Real de Edimburgo, en Escocia. Qué mejor momento que la mañana para practicar sexo y comenzar el día de una manera inigualable con tu pareja al lado.

Aparte de que estarás preciosa y te sentirás más joven, un buen orgasmo por la mañana hace que calmes los nervios. Estos efectos relajantes pueden durar hasta una semana, según estudios realizados por Yvonne Ulrich-Lai y James Herman, expertos de la Universidad de Cincinnati, según indica el portal Elite Daily.

Una buena sesión de sexo por la mañana puede evitar que enfermes, según Herbenick, el sexo aumenta los niveles de un anticuerpo que nos ayudan a luchar contra las infecciones. Por lo tanto, estar sexualmente activa podría ayudar a mantenerte saludable. Mantener una vida sexual saludable es imprescindible para reducir el estrés, para dormir mejor y, además da mucho placer, qué mejor que comenzar la mañana con una buena experiencia sexual que nos anime el día y nos evite pensar en la rutina diaria. Una sesión de sexo quema sobre 70 calorías, las mismas calorías que quemarías caminando 3 kilómetros. Con la ventaja que el ejercicio sexual lo puedes practicar por la mañana sin salir de la cama y es menos agotador.