hombres

Si te pones a pensarlo tranquilamente, existen muchas cosas que los hombres dejarían a un lado si saben ciertamente que van a tener sexo. Si tienes ganas de tener sexo, todo deja de tener importancia, incluso comer. Ejemplos como dejar a un amigo plantado, no acudir a la cita semanal con los amigos o perderse el partido de su equipo favorito.

Aunque esto de lo que hablamos es una suposición. Lo que si hará la gran mayoría es tratar de hacer las dos cosas. Es decir, acudirá a su cita después de tener sexo. Según un estudio de la Universidad de Rochester, los hombres son capaces de no comer con tal de tener relaciones sexuales.

Parece una tontería, pero está claro que con el estomago vacío el sentido del humor y la libido de los hombres se derrumba por los suelos. Entonces ¿cuál es la explicación de que los hombres prefieran tener sexo a comer? Según el autor del estudio, Douglas Portman, profesor asociado en el Departamento de Genética Biomédica y el Centro de Desarrollo Neuronal y Enfermedad de la Universidad de Rochester, esto es debido a la forma en la que el cerebro masculino está programado.

El profesor Portman consiguió demostrar cómo los circuitos del cerebro de los hombres son capaces de determinar cuáles son las variables a la hora de seleccionar entre una cosa u otra. Llegar al punto en que las neuronas del cerebro masculino harían que el hombre eligiese pasar hambre a dejar de tener sexo. En el comportamiento del ser humano influyen muchos factores, entre ellos las conductas culturales y sociales, cuyos hallazgos indican qué mecanismos biológicos básicos explican las diferencias en los comportamientos entre los hombres y las mujeres.

El estudio se realizó con pequeños gusanos de laboratorios llamados C. Elegans, un tipo de gusano muy utilizado fundamentalmente para estudiar el funcionamiento del sistema nervioso. Colocaron lo gusanos machos y a las hembras delante de la comida y con una pareja al lado. Los machos se acercaban a las hembras con la intención de tener sexo y las hembras se acercaban primero al plato de comida.