punto G

No existen posiciones sexuales que sean válidas para todo tipo de mujeres a la hora de poder estimular el punto G y lograr un orgasmo vaginal. La posición de la vagina y del útero son diferentes de una mujer a otra. Incluso es posible que cambien en una misma mujer a lo largo del ciclo menstrual o a lo largo de su vida. Lo mejor es probar diferentes posiciones para intentar descubrir las que mejor se adapten a su anatomía. También es preciso tener un poco de flexibilidad en ambos miembros de la pareja para intentar probar con diferentes grados de penetración y profundidad y así poder realizar diferentes variantes ante una misma posición. Te pueden sorprender las diferentes sensaciones que puede llegar a alcanzar el punto G si vas realizando estas variaciones.

Una de las posiciones más recomendadas es la que la mujer se pone encima del hombre. En esta posición la mujer puede controlar la profundidad y el ángulo de penetración. Puedes inclinarte hacia atrás o puedes realizar esta misma posición dándole la espalda a tu compañero e inclinarte hacia su abdomen y pecho. De esta manera varías el ángulo de penetracón y lo diriges hacia la pared frontal de tu vagina que es donde se encuentra el punto G. Recuerda que la penetración debe ser superficial.

Otra de las posiciones recomendadas para estimular el punto G es la posición donde el hombre penetra a la mujer por detrás. Tiene distintas variantes pero todas van muy bien ya que el ángulo que facilita el contacto con la vagina es el perfecto. La mujer puede estar apoyada con sus manos y rodillas. Tienes que decirle a tu compañero qué movimientos y profundidad de penetración funcionan mejor para ti, para poder disfrutar realmente del momento.

Una manera de disfrutar de un contacto más romántico y dulce del punto G es la de los dos tumbados de lado y la mujer de espaldas al hombre ya que esta postura permite el contacto a lo largo de todo el cuerpo entre la pareja. Esta posición también propicia una penetración superficial. Como cada mujer es diferente debes saber que hay otras zonas erógenas dentro de la vagina y en diferentes zonas cerca del punto G. Pruébalas para aumentar tu sentido del placer.