sexo malo

Practicar sexo no se hace sólo por hacer ejercicio. La práctica sexual lleva su tiempo, su coqueteo, sus preliminares. En definitiva,  su preparación y el romanticismo siempre es un buen complemento. Si hace tiempo que no disfrutas en la cama puede que no dependa únicamente de ti. Si tienes sexo malo, puede que haya otras circustancias que lo provoquen. Debes estar pendiente de algunas pistas que te damos para que averigues si en tus relaciones estás teniendo sexo malo.

El sexo oral es un placer tanto para el que lo da como para el que lo recibe. Dar placer es una situación erótica por sí misma pero  y ¿si la otra parte de la pareja es demasiado egoista como para no corresponderte? Otro de los indicios que te indican que estas teniendo sexo malo es la hora de acabar, de llegar al clímax. Hay muchos chicos que tienen en la mente que el sexo se basa unicamente en la eyaculación masculina. Así que, si tu pareja es de este grupo, plantéate comprar algún juguete erótico o algún vibrador para llegar al final.

Te cuesta llegar al orgasmo o, por lo menos, es lo que piensa tu pareja. Seguirás teniendo sexo malo si tu pareja cree que el problema lo tienes tú, en vez de centrarse en excitarse y estimularte de otra manera o durante más tiempo. Tu pareja no sabe que los preliminares existen y que son una manera especial de excitarse.

Tu pareja nunca te avisa cuando va a eyacular, ¿suele ser una sorpresa para tus senos o tus ojos? Su miedo al compromiso es tan alto que nunca está dispuesto a pasar el resto de la noche contigo, nunca estará más de tres horas contigo si no es practicando sexo. Siempre está dispuesto a tener sexo y no entiende cómo tú no lo estas. Las conversaciones que teneis todos los días no te aportan nada, son totalmente neutras. Y, por supuesto, no conoce tu cuerpo, ni tiene intención de conocerlo, necesitas cambiar la situación y conocer a otra pareja que se preocupe por otras cosas y no solamente por el sexo. Si notas en tu actual pareja algunas de estas situaciones es que estas teniendo sexo malo y eso no te hace disfrutar.