pechos femeninos

Continuamos repasando cosas importantes que debes saber sobre los pechos femeninos. Las mujeres que colaboraron en la encuesta están encantadas con sus atributos en su gran mayoría. Practicamente el 60% de las mujeres contestaron que les parecía mucho más excitante quitarse la parte de arriba, que la parte de abajo delante de su pareja. También casi el 80% de las mujeres prefieren ponerse arriba cuando practican sexo porque así ven mejor sus pechos. En cuanto a retocar los pechos femeninos, casi el 70% de las mujeres respondieron que están encantadas con ellos, aunque es cierto que alguna se haría algún retoque en el quirófano. Cada mujer siente de una forma diferente sus pechos, están acostumbradas a vestirse en función de ellos desde hace muchos años. Hay escotes que sólo quedan bien en mujeres que tienen poco pecho y otros que son perfectos para las mujeres que tienen mucho pecho y desean disimularlos un poco. Todo este aprendizaje se lleva a cabo durante mucho años, hasta que finalmente la gran mayoría de mujeres se sienten cómodas con sus pechos. Si existe alguna particularidad las hará sentirse especiales.

Las mujeres utilizan ropa para destacar más o menos los pechos femeninos y así enviar el mensaje preciso a los hombres. Practicamente el 90% de las mujeres encuestadas creen que las chicas que se esfuerzan en mostrar los pechos terminan recibiendo un tratamiento mas personalizado por parte del sexo masculino. Las mujeres que respondieron a las preguntas de la encuesta confesaron que utilizaban esta estrategia para librarse de multas de tráfico, obtener invitaciones a copas, etc. Pero también se concluyó que el 70% de las mujeres dijeron que nunca habían usado estrategicamente sus pechos para salirse con la suya.

Las mujeres no van enseñando los pechos para conseguir prevendas o ventajas, pero si es cierto que muchos hombres se quedan un poco atontados cuando los ven. Esos hombres hacen que las mujeres les pierdan el respeto y si pueden sacar algo de provecho, lo hagan. Hay es donde tienes que poner los límites. No es lo mismo dejar pasar a una chica con muchos encantos en la cola del cine, que permitir que tu compañera se atribuya el éxito de un trabajo que has realizado tú. Hay que saber diferenciar cómo utilizan los encantos de los pechos femeninos las mujeres.