pechos femeninos

Los pechos femeninos son el origen de los conflictos femeninos desde la adolescencia, a cada mujer le crecen los pechos de una forma diferente y en un momento diferente, y todas ellas buscan ejemplos de pechos que son diferentes a los suyos. Es en ese momento cuando se centra toda la atención en los pechos femeninos, ya sean los compañeros de clase o incluso la familia, esta situación crea un conflicto en la chica ya que todavía está madurando.

¿A qué creeís que es debido que las chicas lleven la carpeta sobre sus pechos tapándolos? Se debe a que se sentirán avergonzadas con cualquier comentario que se haga sobre ellos. Las chicas con los pechos muy desarrollados lo pasan muy mal, ya que todavía no se encuentran preparadas para los comentarios. Es muy probable que cuando sean adultas, estén muy orgullosas de sus pechos. El hecho de que los pechos femeninos no dejen de cambiar nunca, tampoco ayuda mucho. Las mujeres por lo general cambian de talla de copa aproximadamente seis veces a lo largo de su vida adulta.

Varias son las causas de los cambios de tamaño de los pechos femeninos, la lactancia, los ciclos menstruales, las dietas y los cambios de peso, si se toma algún tipo de anticonceptivo y los embarazos son algunos de los motivos por los que además del tamaño, el tacto y la forma de los pechos también cambien.

Los hombres debemos adorar los pechos femeninos con las palabras precisas. Todos sabemos que los hombres se vuelven locos con los pechos de las mujeres, pero deben ser más certeros, quizás así también se pueda ayudar a una chica que no se siente muy segura a ganar autoestima. Incluso muchas miradas pueden ser más útiles que as palabras.

¿Cómo tratamos los pechos femeninos en la cama? Cada mujer lo siente de manera distinta, por lo que es muy aventurado generalizar las opciones. Puedes comenzar por la parte de debajo del pecho, para las mujeres esto es muy agradable, o comenzar con los pezones, chuparlos y lamerlos son buenas ideas para iniciar la práctica sexual. Evitar tocarlos con demasiada fuerza o de la forma que le gustaba a tu anterior novia es imprescindible. Cada vez que veas los pechos de tu pareja hazlo como si fuera la primera vez, a ellas les gusta que son algo importante para ti.