Clítoris

El clítoris es el órgano sexual femenino que tiene una función vital en el sexo. Hablamos de él y le damos mucha importancia en las relaciones de pareja pero, todavía, debemos conocer muchas cosas sobre él que desconocemos. Tenemos la conciencia de que el clítoris es el extremo superior de la vulva, pero esto no es exacto. El órgano sexual femenino se extiende hacie el interior y cuenta con toda una estructura de ramificaciones nerviosas y piel.

Al clítoris se le nombre en algunos sitios y erroneamente, el punto G, pero este punto no se corresponde únicamente con el órgano externo que vemos. Muchos estudios realizados concluyen que el cuerpo femenino sufre cambios cuando practica sexo. Cuando se produce la fricción, las paredes vaginales y las terminaciones nerviosas del órgano se excitan y, por eso, se tiende a confundir el punto G con el clítoris.

El clítoris cuenta con más de 8.000 terminaciones nerviosas, por este motivo, los orgasmos femeninos son mucho más intensos que los de los hombres. Sin embargo, esto mismo puede jugar en tu contra ya que no toda estimulación genital puede ser placentera.

De la misma forma que el pene, el clítoris puede alcanzar diferentes tamaños. Cualquier forma y medida es normal, salvo que sufras dolor cuando se estimule. En ese caso, debes acudir al ginecólogo para una revisión médica.

Por mucho que tú creas que tu clítoris es más pequeño de lo normal, no quiere decir que sientas menos placer cuando realizas prácticas sexuales que si fuera mucho más grande. Eso depende de la estimulación y de tu apetito sexual, nunca del tamaño y la forma del órgano sexual.

Existen muchas mujeres que sólo sienten placer y llegan al orgasmo, si se les estimula de forma correcta y adecuada el clítoris. Otras, sin embargo, no consiguen llegar al orgasmo si no existe penetración en la práctica sexual. El orgasmo clitoriano es el más placentero. Cada mujer es un mundo y para descubrir qué es lo que más placer les produce lo mejor es experimentar todas y cada una de las opciones que les de el maravilloso mundo del sexo.