misionero

El misionero es la postura que se utiliza con más frecuencia a la hora de practicar el coito. Además, casi todos los hombres presumen de ser grandes expertos en ella, pero ¿lo sabes todo sobre ella? ¿Sabías que el misionero tiene más de un nombre? Vamos a descubrir algunas curiosidades sobre esta postura de la que «tanto» sabemos.

El misionero no siempre fue conocida por el nombre con el que actualmente se conoce. La postura más simple para practicar la penetración también era conocida hace tiempo como la postura matrimonial, inglesa americana, la posición «mamá y papá» e, incluso, se la llamaba la posición de superioridad masculina.

En EE UU, un país que permite que los individuos vayan con armas por la calle pero que en un estado como Florida cuentan con leyes que siguen en vigor, aunque realmente es muy raro que se respeten, existe una ley que prohibe la práctica de numerosas posturas sexuales, exceptuando la postura del misionero.

No existen datos al respecto, ninguna documentación así lo indica pero, por lógica, podemos llegar a pensar que fue la primera postura que se utilizó en la antigüedad. Según una investigación realizada por Alfred Kinsey, el 90% de las mujeres declaraban que la posición del misionero era la que más practicaban mientras que practicamente un 10% admitía que era la única que realizaban con sus parejas. Son datos bastante reveladores a pesar de que cuentan con más de 50 años. Actualmente, y por suerte, las mujeres cuentan con más información y con bastante más curiosidad.

El origen de la palabra se piensa que proviene de las lecciones de educación sexual que los misioneros daban a los indígenas, donde intentaban explicar a los nativos que el sexo sólo debía ser un medio para la procreación y, por ello, el hombre mantenía una posición de superioridad. Sin embargo, el nombre de misionero parece que apareció en la década de los 50, probablemente debido a un error al interpretar y traducir textos históricos.

La postura del misionero no sólo se utiliza para realizar el sexo coital sino que también puede utilizarse para realizar el sexo anal. Además es una de las preferidas por los hombres, seguida muy muy de cerca por el perrito.