felación

La felación y el cunnilingus es una práctica sexual de las más preferidas tanto para los hombres como para las mujeres. Además de muy placentero, el sexo oral es una verdadera muestra de confianza entre la pareja, lo que hará que se multipliquen las posibilidades de placer dentro de la relación. Daremos un repaso a todo lo que tienes que saber sobre la felación y el cunnilingus.

Caricias con la boca, relaciones entre la boca y los genitales o, de otro modo, cunnilingus y felación. Da igual como lo llamemos, el sexo oral es una parte importante de la actividad sexual, permite conocer mejor el cuerpo de la pareja y forma parte de los juegos preliminares desde siempre. Puede que sea una buena idea si vas a practicar sexo en algún lugar extraño donde las prisas sean un cómplice y donde la penetración no de tiempo. Además puede ser una opción divertida, excitante y eficaz.

Nadie se escandaliza por hablar del sexo oral como parte fundamental de las relaciones. Una parte del kamasutra está dedicada al sexo oral. Durante la edad media la felación y el cunnilingus fueron juzgadas como prácticas muy atrevidas y como no fueron reprimidas por la Iglesia. Historicamente hemos visto el sexo oral como alno no adecuado.

A lo largo de los siglos y a la vez que la mujer se emancipaba, el sexo oral se ha convertido en una práctica menos tabú y ya se ha conseguido instalar en la constumbres sexuales de las parejas. Durante los preliminares son una de las prácticas preferidas. Según las diversas encuestas 7 de cada 10 mujeres practican la felación y el cunnilingus es practicado por 8 de cada 10 hombres.

La felación consiste en introducir el pene del hombre en la boca de la pareja para chuparlo, lamerlo o acariciarlo con la lengua. Estos movimientos son parecidos a la penetración en la vagina, incluso pueden conducirle al orgasmo y por lo tanto a la eyaculación. Evita hacerle daño con los dientes, alterna velocidad e intensidad.

El cunnilingus consiste en acariciar el sexo femenino con la boca, excitando especialmente la vulva, el clítoris y la entrada a la vagina. Es una práctica que precisa su tiempo y que las mujeres aprecian mucho cuando se realiza bien. Incluso puedes practicar una especie de penetración con la lengua. También puede permitir alcanzar el orgasmo en las mujeres, aunque le será mas difícil lograrlo a la mujer que con una felación al hombre.