primera cita

En ocasiones, cuando perseguimos una relación amorosa, un impulso nos hace actuar como alguien que no somos, como si estuviéramos escondidos detrás de una máscara. Buscando un amor verdadero y, a medida que vamos encontrando piedras en el camino o desengaños, la tendencia a aparentar ser alguien que no somos va en aumento. Pero hay varios trucos que podemos utilizar para sentirnos más seguros y adquirir mas confianza con la otra persona. Los consejos para la primera cita van desde olvidarte de ese otro yo, centrarse en si mismo, disfrutar de los excesos en ocasiones y desinhibirte. Desarrollemos estos temas para poder ir a una primera cita con mucha confianza.

En la primera cita debemos olvidarnos de esa máscara que, a veces, nos ponemos para exagerar nuestra personalidad. Esa ejecutiva agresiva que exprime su lado más sexy, o ese hombre corriente que se cree Richard Gere por una noche. Este disfraz solo dura una noche. Cuanto antes muestres tu verdadero yo, aunque no sea el más perfecto de todos, más rápido será el camino para conocerse mejor. Ser uno mismo libera mucha más energía de lo que la gente piensa.

La primera cita no es un juego de adivinanzas. Cuando decidimos quedar con alguien que no conocemos, realmente lo que estamos haciendo es ponernos en sus manos. Nos entregamos a ella, esperando que ella haga lo mismo con nosotros. Esta posición también nos hace mantener el control de la situación. Sabes perfectamente qué es lo que manejas. Todo lo controlas. No te inventas nada por lo que nada se te puede escapar. Lo más importante es tener seguridad en uno mismo.

En la primera cita tampoco está mal que cometas algún exceso. Lo verdaderamente importante es saber por qué se cometen. En ocasiones, somo capaces de quedar con alguien con la que realmente no queremos quedar. Lo que verdaderamente estamos haciendo es protegernos o evitarnos a nosotros mismos conseguir lo que realmente queremos , porque no nos atrevemos a hacerlo. Muchas veces, cometer estos excesos ayuda, ya que aclara realmente lo que uno quiere y ve las cosas más claras.

Para mejorar tu autoestima en la primera cita puedes utilizar perfumes con feromonas. Te sentirás irresistible y los demás caerán a tus pies.