eyaculación

Dentro de la sexualidad de la mujer, el tema  de la eyaculación femenina es algo sobre lo que muchos hombre y mujeres tienen grandes dudas. La eyaculación femenina se produce porque las glándulas de Skene, que están situadas entre el conducto uretral y parte anterior vaginal, segregan un fluido que expulsan a través del conducto urinario. Este fluido segregado está formado por suero sanguíneo, creatina, PSA y trazas de orina.

Al expulsar este líquido, muchas mujeres comparan la sensación que se produce antes de la eyaculación femenina con la sensación de querer orinar y bloquean este proceso por pudor o vergüenza del momento pero si, las mujeres, al sentir esa sensación no bloquearan el proceso, se produciría la eyaculación femenina.

La mejor manera de estimular la eyaculación femenina es a través del Punto G, una zona algo más rugosa situada en la zona anterior de la vagina, a unos 5 centímetros de altura. Si se estimula bien este punto con las manos, con algún instrumento o con la penetración masculina se experimenta esa sensación de querer orinar. Es el camino para llegar a la eyaculación.

La curioso de la eyaculación femenina es que es algo muy variado en función de cada mujer y de cómo tenga las glándulas de desarrolladas. Si las glándulas no están lo suficientemente desarrolladas, la mujer no podrá eyacular. De las mujeres que pueden eyacular, algunas tienen asociado este reflejo al orgasmo pero, en cambio, otras pueden eyacular sin tener un orgasmo.

Algunas mujeres tienen una gran facilidad para estimular estas glándulas y llegar a la eyaculación y otras necesitan mayor presión y tiempo de estimulación para hacerlo, por lo que hay mujeres que no pueden evitar eyacular, otras que pueden controlar la sensación y otras que, directamente, no pueden sentir la eyaculación femenina.

Por norma general, las mujeres que experimentan la eyaculación femenina suelen sentir un gran placer y sensación de liberación aunque no todas tienen la misma sensibilidad, por lo que es algo muy personal y las mujeres no deben intentar alcanzarlo como un objetivo. Lo importante es que la mujer se explore sin complejos ni obsesiones.