tigresas blancas

Antiguamente, la mayoría de las tigresas blancas no trabajaban y se buscaban un mecenas que las mantuviera durante los años en los que realizaban las prácticas. A esta figura del mecenas se la denomina Dragón de Jade, quien, además, se beneficiaba de los avances y conocimientos de las tigresas blancas. Estos dos personajes no deben vivir juntos. Si lo hicieran sólo podrían mantener relaciones sexuales una vez por semana. El Dragón de Jade presencia las felaciones de su tigresa pero no puede ser visto. Existe un reglamento minuciosamente redactado que define perfectamente como debe ser la relación entre una tigresa y un dragón. Como dice el libro de Hsi Lai, «la tradición china tiene al tigre como el animal más dominante de la tierra y al dragón como al más dominante del cielo. En un sentido metafórico, siempre están luchando entre si para dominar el uno al otro y cuando se unen en un éxtasis lleno de dicha, alcanzan la armonía suprema».

¿A qué se debe la fijación de las tigresas blancas por la felación? Primero porque les devuelve a la fase bucal propia de la infancia, en la que la boca actúa como órgano de exploración primordial. El sexo oral aumenta la circulación sanguínea en la cara del que lo está practicando y pone en funcionamiento muchos músculos que prácticamente nunca utilizamos. Se coge el aire por la nariz y no por la boca y se segregan sustancias beneficiosas como saliva, líquido seminal y semen.

El líquido seminal, al que llaman también lágrimas de dragón los taoístas, se cree que ayuda a recuperar la juventud a las mujeres así como su vitalidad. Las propiedades conocidas del semen también son muy valiosas. Sin embargo, las tigresas blancas nunca se tragan el semen, sino que se lo esparcen por su cara o sus pechos como si fuera una crema, ya que piensan que mantiene la piel tersa y evita las arrugas. Según el manual de la Tigresa Blanca, mediante el sexo oral, se vuelve a engendrar las tendencias de su niñez, mientras que por medio del coito, la mujer concibe un hijo carnal. Este libro recoge perfectamente la filosofía de este grupo de mujeres.