slow sex

Aunque el orgasmo es la culminación de la práctica sexual, ése no es el principal objetivo del sexo. Ahora se ha puesto de moda el slow sex, es decir, practicar sexo lentamente, disfrutando de cada momento, intentando retrasar la eyaculación y consiguiendo un experiencia realmente duradera y alucinante. El slow sex es una tendencia que debemos todos aprender.

Cuando llevamos tiempo con la pareja, la tendencia es acostumbrarnos y a sufrir relaciones cada vez más aburridas, monótonas y mecánicas. El slow sex intenta romper con esa tendencia. Un estudio refleja que la media de los españoles en la cama llegaba a 15 minutos.

En otros países del mundo, la media de las relaciones es bastante mayor. Por ejemplo, en Brasil llegan a los 27 minutos y en Hong Kong a los 29, espejos de los que podríamos aprender. La verdad es que nosotros podríamos llegar a ese tiempo con el slow sex. Esto se puede realizar si dejamos de centrarnos en la penetración y damos más importancia a todo lo demás.  Es el momento de centrarnos en las zonas erógenas.

Para practicar slow sex, lo fundamental es retrasar la eyaculación lo máximo posible y, de esta manera, durar más en la cama, disfrutando de los cuerpos durante más tiempo. Aunque la teoría, parece muy sencilla, en la práctica te pueden faltar las ideas. Repasaremos algunas que te ayudarán a que tus relaciones sean más duraderas.

Imprescindible en el slow sex es explorar el cuerpo de la pareja. Propón una noche en la que no se pueda realizar la penetración. Se puede hacer de todo para dar placer a la pareja menos la penetración. Por ejemplo, utilizar la lengua por todo su cuerpo, las caricias, los mordisquitos o simplemente explorar zonas del cuerpo de tu pareja que nunca te has atrevido a tocar.

También podemos usar en el slow sex, técnicas como parar y hablar. Cuando llegéis a la mitad de la relación sexual, parad y contaros algo en susurros, miraros los dos totalmente desnudos. Será una nueva manera de aumentar vuestra confianza. Contad alguna fantasía que os vuelva loco y podáis practicar los dos. Será una manera de retrasar el orgasmo.