orgasmo

Todas las mujeres hablan del orgasmo femenino con mucho deseo de experimentarlo. La palabra orgasmo viene del griego, “orga”, cuyo significado es hervir. Es la sensación de un placer intenso, fulminante que se alcanza con fuerza tras un período de excitación. Es el gozo más profundo e intenso que puede llegar a alcanzar el ser humano. Después, le acompaña un momento de calma, felicidad y relax.

Mientras se produce el orgasmo, el clítoris se retrae, la vagina, el perineo y el útero se contraen en diversas sacudidas y los pezones se endurecen. A la vez, el corazón aumente sus pulsaciones y los vasos sanguíneos se dilatan. Todo se estimula durante ese pequeño momento de placer con el que enloquecen las mujeres. Por norma general, el orgasmo conlleva una secreción de endorfinas, la molécula de la felicidad, que proporciona esa sensación de bienestar. Hay mujeres que en el momento del orgasmo segregan un líquido blanquecino.

Lo normal es que las mujeres logren el orgasmo estimulando sus zonas sexuales con caricias suaves, cunnilingus, masturbación o penetración. Pero la mejor manera de alcanzar el clímax es conociéndose ella misma. La mujeres cuentan con varios y diferentes puntos sensoriales que son capaces de hacerlas alcanzar el orgasmo. Lo mejor es iniciarse, si no lo has hecho ya, en el conocimiento de tu propio cuerpo, sola o en pareja para detectar lo antes posible esas zonas que te hacen enloquecer.

Existen varios tipos de orgasmos femeninos, el orgasmo clitoriano, se alcanza mediante la estimulación del clítoris. Se debe ser muy delicado ya que es una zona muy sensible. El 95% de las mujeres alcanzan este tipo de orgasmo mediante la masturbación.

El orgasmo vaginal, se alcanza mediante la estimulación del punto G. Para estimularlo debemos repetir de forma regular suaves presiones con el dedo o con la ayuda de cualquier juguete sexual. Apenas el 30% de las mujeres llegan al clímax de esta forma. Para poder alcanzar este orgasmo es necesario posturas que favorezcan la estimulación del punto G, el misionero o las piernas sobre la espalda del hombre facilitan una penetración profunda.

Existe mujeres que pueden alcanzar el orgasmo varias veces seguidas. Es raro pero es posible. Reciben el nombre de mujeres multiorgásmicas. No importa si son clitorianos o vaginales, se va desencadenando un orgasmo detrás de otro y se alcanza un placer extremo.